Los diseños emocionales de Gabrielle Asztalos

Esta diseñadora se ha servido de su antigua profesión de bailarina para expresar a través del arte del interiorismo todos los sentimientos y emociones que habitualmente encontramos en los pasos de danza.

Puff Asztalos

La danza y el baile son una forma de expresión corporal de lo más bello. A través de ellos podemos expresar afecto, amor, calidez, confianza… sentimientos bonitos que generan armonía. Por eso, Gabrielle Asztalos tuvo una gran idea cuando siguió este principio y lo aplicó al mundo del interiorismo. Esta diseñadora está impregnada de su antigua profesión de bailarina y lo que hoy nos deja en cada uno de sus diseños es esa expresión de dulzura y afecto. Sus muebles ofrecen esos mismos sentimientos a través de su poderoso diseño, ya sean mesas, estanterías, lámparas o asientos. Y hoy lo que os traigo es un asiento peculiar concebido como un puff.

Su nombre completo es Sea Star Puff, y lo que nos puede ofrecer son dos cosas: la primera, una estética diferencial; y la segunda, utilidad de almacenamiento. Si empezamos por el primer aspecto, podemos destacar que este puff guarda una forma curiosa y peculiar, formado por cinco triángulos curvos que se cierran juntando sus puntas y dando lugar así a una curvatura elegante. Respecto al segundo aspecto, podemos observar en la fotografía que cada uno de estos cinco triángulos que cerrados forman el asiento, pueden abrirse hacia afuera de manera independiente, dejando acceso a un hueco nada despreciable en su interior. Si abrimos los cinco triángulos, este puff nos recordará a una maravillosa estrella de mar.

Es ideal para guardar todo tipo de objetos que suelen estar estorbando encima de la mesa central del comedor: mandos de la televisión, juegos, cables, incluso serviría para actuar de revistero. Como tantos otros muebles funcionales, este puff es una buena solución para casas pequeñas donde el espacio se hace de rogar. Además, nos dejará esa bonita apariencia que bien podemos conseguir en color blanco o en color negro, tradicionales pero fáciles de armonizar con el resto de la decoración. Un diseño que se adapta a las necesidades actuales y que, observando la dulzura de sus líneas y la comodidad que nos ofrece su asiento, nos recuerda a esos sentimientos de los que hablábamos al principio.

La diseñadora nació en Budapest y dispone de una página web donde podemos encontrar todos sus diseños. Si os ha parecido interesante este puff, puede que también os resulten llamativos otros asientos igual de peculiares salidos de la mano de esta artista, u otro tipo de mobiliario. No os lo penséis mucho, yo de vosotros ya estaría indagando un poquito. Y recordad: tras cada diseño, hay una emoción y un sentimiento de inspiración.

Fuente y foto: Asztalos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...