Mueble bocarriba, ciudad bocabajo

Mind the Gap es un mueble ideal para la entrada del hogar, tanto por su capacidad de almacenaje que nos permite vaciarnos los bolsillos al llegar a casa, como por su ingeniosa estética bocabajo que representa una miniciudad.

Mueble bocarriba

Seguro que todos habréis visto alguna vez esos curiosos dibujos que representan una cosa vistos del derecho y al darles la vuelta, representan otra muy diferente. Igual que esos curiosos escritos que no dicen lo mismo leídos de arriba abajo que de abajo arriba. Este ingenio que hasta ahora habíamos visto especialmente en el arte del dibujo y de la escritura se ha extendido también al mundo del interiorismo, y es que ahora encontramos ya un mueble discreto que no tiene la misma cara colocado adecuadamente que puesto patas arriba. Y aunque nadie vaya a darle la vuelta nunca, porque dejaría de sernos útil, además de suponer un esfuerzo mayor que el de dar la vuelta a una hoja de papel o volver a releer un texto, tampoco nos hace falta ir tan lejos, porque lo que representa patas arriba se adivina a simple vista.

La idea es expresar que los muebles no son objetos neutros emocionalmente, sino que a pesar de su naturaleza inerte, pueden expresar su belleza y su inspiración a través del diseño, además de resultar prácticos por su capacidad de almacenaje o por su utilidad funcional. Este mueble que os presento aquí es una idea de la diseñadora Ida Noemi y está bautizado con el nombre Mind the Gap, un mueble perfecto para la entrada de la casa. El recibidor es ese lugar de tránsito entre la calle y el hogar, por eso necesitamos un mueble ideal donde colocar todas nuestras pertenencias más importantes -el bolso, los zapatos, las llaves, el monedero, el móvil…-, un mueble donde poder vaciar nuestros bolsillos al llegar a casa y saber encontrar todo lo que necesitamos antes de volver a la calle.

Mind the Gap está pensado por lo tanto para el almacenaje de objetos pequeños y no ocupará mucho espacio en nuestro recibidor. Elaborado con madera, cuenta con una superficie lisa y cuatro patas redondas que la sujetan. Tiene ranuras pensadas para colocar el móvil, bolígrafos y otros detalles parecidos. Así mismo cuenta con cajones abiertos para colocar libros o revistas, y con percheros para colgar bolsos o alguna chaqueta. Todos estos accesorios están colocados debajo de su superficie, ofreciendo la imagen de una diminuta ciudad vista del revés. Pequeñas casitas, árboles y todo un escenario urbano puestos boca abajo que al mismo tiempo que nos brindan funcionalidad nos están llenando el recibidor de diseño y estética. Ya os dije que el mueble guardaba sorpresa.

Fuente y  foto: Mindthegap

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...