Muebles vintage, ¿qué los diferencia?

Los muebles vintage son muebles posteriores a los años 1920 y anteriores a los años sesenta y setenta. Son muebles que datan de años pasados y que tienen el estilo propio de épocas anteriores. Su valor dependerá de su antigüedad y de su conservación. También es importante diferenciar los muebles antiguos, vitange o retro.

La palabra vintage nos define que un mueble, una ropa o una decoración proceden de un tiempo pasado. El hecho de que esté de moda o no depende del estilo personal de cada uno y de si lo que se quiere es invertir, decorar o conservar algún mueble familiar por cariño o por herencia. De todas formas, en el tema de los muebles vintage siempre ha habido algo de controversia, ya que a veces es difícil datar un mueble determinado y suele haber muchos intereses de por medio.

Los muebles vintage pueden decorar cualquier rincón.

Pero para entender un poco el valor de los muebles vintage, primero deberíamos diferenciar qué es un mueble antiguo, vintage, retro o uno de segunda mano o usados ya que no es lo mismo. En primer lugar, los muebles antiguos son aquellos que datan de épocas pasadas, como mínimo de más de cien años. En el caso de los muebles  vintage se consideran como tales cuando proceden de una fecha más o menos reciente y concreta (o sea muebles posteriores al 1920 y hasta 1960).

Los muebles retro serían los que se podrían confundir más con los de segunda mano, pero provienen también de una época específica: la moda de los años sesenta y setenta. Los de segunda mano, pueden ser de años atrás, pero no tienen por qué tener un valor determinado, simplemente son muebles usados que posiblemente no tengan demasiado valor, su antigüedad y conservación es lo que nos dirá el valor que tienen. Así pues, para saber si un mueble tiene el valor que se merece debemos acudir a profesionales que nos puedan asegurar la datación más o menos exacta del mueble para asegurarnos si es vintage, antiguo o retro. Sobre todo porque el precio puede variar de unos a otros, ya que cuanto más antiguo y mejor conservado, posiblemente más caro. Incluso si ha pertenecido a alguien importante o alguna familia famosa podría aumentar su valor económico.

Hoy en día hay mucha gente que, bien por nostalgia o bien por moda, busca los muebles vintage. Es cierto que antiguamente se hacían los muebles muy consistentes, con gran personalidad y cada carpintero podía aplicar en su mueble una decoración o estilo propio. Hoy día, las líneas de muebles son rectas y no se trabajan con el mismo esmero que antaño.

No obstante, lo que se lleva ahora es la combinación. Por ejemplo, poner un sofá vintage, o un espejo vintaje en un pasillo, o un armario, pueden dar un toque diferente de decoración en nuestra casa. El coleccionista de muebles vintage disfrutará de estos muebles en los que se nota el paso del tiempo y que otras personas de otras épocas lo han usado y disfrutado, posiblemente eso es lo que hace diferente a un mueble vintage, antiguo o retro.

Foto | TheLivingRoominKenmore en flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...