Nuevas formas de reciclar muebles antiguos

Los muebles antiguos tienen una carga sentimental y una estética propia que les da carácter y fuerza. Sin embargo, a veces cuesta integrar un mueble heredado o de segunda mano en un espacio con una decoración ya formada. En estos casos, te proponemos algunas ideas para que puedas fusionar lo nuevo con lo viejo con mucho estilo.

Los nuevos estilos de diseño de interiores nos han brindado la oportunidad de poder mezclar en un mismo espacio piezas nuevas con muebles de estilo retro o vintage renovados. Las opciones de diseño son infinitas, ya que cada mueble viejo que escojamos nos permitirá dar una personalidad y un estilo diferente a la habitación. Además, el reciclaje de muebles antiguos nos permite ahorrarnos parte del presupuesto y tener una mayor conciencia ecológica.

  • Renuévalos: Una forma de aprender a economizar a la hora de amueblar un piso con un elemento antiguo es buscar las tendencias de las gamas cromáticas para la temporada actual para darle modernidad. Una manera sencilla es pintar los muebles de ese color, así que podrás renovar ideas durante el tiempo que perdure tu mueble. Por ejemplo, la tendencia en tono neón arrasa en el ámbito decorativo, de modo que optando por pintar un mueble antiguo de naranja neón le alargará vida y dará alegría al espacio.
  • Fusiona e integra: Si cuentas con varios muebles antiguos de la misma familia, puedes crear un espacio bastante interesante. Una de las formas más sencillas para integrar el juego de muebles es mantener su esencia antigua, pero utilizando el resto del espacio de una manera innovadora. Usa tapices en los muros y piezas creadas con cartón al mismo tiempo que agregas estampados y logra un espacio armónico por medio de los colores.
  • Dales un buen tapizado: Si cuentas con muebles pequeños como bancos, sillas o butacas puedes cubrirlos con telas o formas de mimbre u otro material para darle el aspecto de una pieza totalmente nueva pero con el carácter de un mueble antiguo. El antiguo mueble será la base de tu nueva idea que mediante el uso de telas con colores y estampados del momento podrás renovar y darle un nuevo aire a una pieza heredada o de segunda mano.

  • Busca la singularidad: Si estás recreando tu ambiente, opta por utilizar una de tus piezas antiguas dentro de una habitación moderna. Sólo es jugar con los colores y las texturas de tus nuevos elementos para modernizar el espacio al mismo tiempo que focalizamos la atención en una pieza singular y antigua. Optar por mantener un mueble o pieza antigua le da mucha personalidad al espacio y a la vez se integra al ambiente con armonía si elegimos los colores y texturas adecuadas.
  • Reinventa para reciclar: A veces, tenemos muebles antiguos a los que tenemos un cariño pues son heredados, pero están tan maltrechos por el paso del tiempo que no siempre podemos aprovecharlos del todo. En estos casos, puedes utilizar partes de tus muebles viejos creando una nueva pieza con un aspecto moderno pero manteniendo un aire antiguo gracias al reciclaje de piezas, una forma de reciclar muy original.
  • Resalta su potencial: Tu mueble puede ser más que una simple antigualla que acumula polvo en un rincón del trastero, puede ser el centro de atención del espacio en el que lo coloques. Para reutilizar el mueble debes crear un ambiente que le permita ser el elemento que centre la antención en la sala. Para ello, cambia el color y la textura del mueble para que se coordine con la habitación sin llegar a mimetizarse con el resto de mobiliario de la sala.
  • Dale un segundo uso: Un mueble antiguo quizás tenía una función que ahora no necesitas o ha quedado totalmente desfasada, pero ¿te has planteado si puede servir como un espacio de almacenamiento? En estos casos, puedes integrar su forma dentro de armarios o creando áreas de almacenamiento a la vista, dándole una segunda vida. El fin es encontrar elementos a su alrededor que haga juego con este, pudiendo darle algunos retoques para que se adapte a la decoración y el ambiente de la habitación.
  • Cámbiale el interior: No nos engañemos, lo que nos atrae de muchos muebles antiguos es su estética pues, a veces, los interiores no son nada prácticos. Adapta el interior del mueble para crear una zona de almacenaje útil y adaptada a tus necesidades actuales, logrando así un mueble estético pero funcional. Incluso, puedes dejar entrever parte de esta transformación incluyendo algún elemento nuevo que se vea a simple vista.
  • Cámbialos de ambiente: No todos tus muebles necesariamente debieron ser creados para decorar el hogar; por lo que también puedes recuperar piezas de oficina, tiendas o hasta salas de cine e integrarlas a tu hogar. En estos casos, acudir a mercadillos de segunda mano te proporcionará un surtido de muebles nada hogareños que con paciencia y reconversión podrás adaptar a las necesidades de tu hogar. Una opción de reciclaje sólo apta para los más intrépidos.

Imagen: angi231700

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...