OpenBook: un sillón convertido en minibiblioteca

Este diseño salido de manos de Studio TILT ha configurado un cómodo sillón rodeado de paneles y estanterías para que a un mismo tiempo pueda servir de expositor y almacenaje de nuestras mejores lecturas.

open book

Leer es un acto que nos exige individualismo, que nos invita a sentarnos en algún lugar ideal donde poder desconectar de la realidad a medida que avanzamos en las páginas de un libro. Un lugar que nos permita concentrarnos en la lectura y, al mismo tiempo, que sea cómodo para soportar las horas o minutos que pasaremos sentados absortos en su narración. Y estos lugares, estos rincones, estos espacios de lectura también pueden crearse ahora en torno a un único sillón.

Es la idea que nos trae el Studio TILT que ha creado un rincón de lectura compacto bajo el nombre de OpenBook, o Libro Abierto. Se trata de un comodísimo sofá en el que se han integrado en los laterales una serie de estanterías para poder almacenar todos nuestros libros y nuestras revistas preferidas. Viene siendo lo que conocemos como un mueble funcional. Este hecho es el que crea un ambiente propicio para la lectura, y el que invita a sentarse y a perderse entre letras, como si te encontrases en un rinconcito mágico lleno de libros.

El diseño es modernista, a un lado presenta tres estanterías con forma rectangular, colocadas juntas a modo de Tetris. Al otro lado, por la parte externa, encontramos una serie de tiras de tela donde se pueden colgar varias revistas y periódicos de diferentes tamaños, como una especie de escaparate. Por la parte interna, OpenBook está totalmente tapizado, con ese panel lateral más alto que permite apoyarse en él cómodamente y hasta nos proporciona aislamiento acústico, idóneo para la lectura. La base está construida en madera de color blanco y los cojines del asiento rompen con un gris oscuro, aunque existen varias alternativas en la selección del color si esta combinación no nos convece. Gracias a la diferente altura de las estanterías laterales, podemos aprovechar los huecos superiores que quedan entre ellas para colocar nuestro café de la mañana o nuestro portátil. Y ahora sí, habremos creado nuestro rincón perfecto.

Este sillón fue diseñado para un edificio protegido de Inglaterra en el que estaba prohibido colgar estanterías en las paredes, así que se las ingeniaron para integrarlas en el propio asiento. OpenBook se convierte por tanto en un asiento-biblioteca, un lugar perfecto para sentarse, para evadirse y para exponer nuestras mejores lecturas. Si queréis encontrar más imágenes de este fantástico mueble, os recomiendo visitar la página oficial de Studio TILT.

Fuente / Studiotilt

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...