Ponle madera a las paredes

Si queremos darle un aire rústico, vintage o desenfadado a una estancia cualquiera podemos lograrlo con algo tan sencillo como revestir las paredes de madera.

Cuando pensamos en darle un nuevo aire a una habitación muchas veces paramos atención al mobiliario, a cambiar la disposición de los elementos de la estancia o también a pintar las paredes para darle nuevas sensaciones a través de nuevos colores. Pero pocas veces pensamos en una opción que, a pesar de ser un tanto laboriosa, puede darle un nuevo aire a un espacio de una casa: revestir las paredes con nuevos materiales. Y en esta línea decorativa, ahora vamos a tratar concretamente la madera.

Y es que una de las tendencias más llamativas en decoración, tanto para exterior como en interior, está siendo la de la madera ecológica o reciclada. Se trata de una alternativa decorativa que destaca por su originalidad y porque fácilmente dota a un lugar de un marcado rasgo vintage, rústico o industrial (sin duda, conceptos que están muy de moda). Además, usando este tipo de material podemos ahorrarnos dinero y estaremos actuando con consciencia respecto al medio ambiente. Por eso os recomendamos encarecidamente el uso de este tipo de madera.

Con un poco de maña y algunas dosis de creatividad, lograremos darle un lavado de cara completo a nuestra habitación utilizando la madera para revestir sus paredes, o quizás simplemente la pared principal y dejar las demás como estaban.

En esta tarea decorativa podemos decantarnos por diferentes tipos de listones, pero resultan especialmente de interés los pales hechos con diferentes lamas de madera ensamblada, más aún si estos cuentan con distintos colores y/o texturas.

No hay duda de que estos paneles reciclados situados en la pared principal de la estancia atraerán todas las miradas de los que entren. Dependiendo de los colores de la madera que elijáis y el estado de las láminas, si presentan decapados o trozos con la pintura saltada, obtendréis un ambiente u otro. Las posibilidades son infinitas, desde dejar los tonos naturales del tronco hasta pintar murales sobre la madera ya montada sobre la pared.

A grandes rasgos, las maderas con tonos más grisáceos son ideales para dormitorios que pretenden ser modernos pero con aires industriales o un punto rural. Pero si pensamos en una estética más fresca y original, podemos decantarnos por combinar listones de distintos colores e incluso dimensiones.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...