Pros y contras del Walk-in closet

Entre un armario tradicional y un vestidor existe un mueble intermedio que puede ser la solución que se esté buscando. Este mueble es el walk-in closet y si bien su elección puede estar condicionada por el espacio disponible que uno tenga, es una forma de acercarse al vestidor soñado.

Para los que quieren un vestidor y no cuentan con mucho espacio ni dinero

Toda mujer, y muchos hombres también, sueñan con tener una habitación y un vestidor como el que se muestran en las películas; ambientes espaciosos y adecuados para tener todo ordenado y armónico. Los vestidores que se observan de los famosos o en la televisión, con muchas prendas de vestir y calzados ordenados cada uno en un lugar, son un lujo que muchos no pueden darse, ya sea por el espacio disponible o por los costos a pagar.

En general, lo que la mayoría de las personas tienen en sus habitaciones es un armario normal o un armario empotrado, en los que nunca cabe toda la vestimenta que uno tiene.

No obstante, existe un mueble que se sitúa en un punto medio entre el vestidor soñado y los armarios comunes. Se trata del walk-in closet, un mueble que cuando esta cerrado simula ser un armario sencillo pero cuando se abre se transforma en una especie de vestidor con mucho más lugar disponible para guardar la ropa, los accesorios, las carteras y los calzados.

Algunos de los pros del walk-in closet es que la ropa puede guardarse de forma mucho más ordenada distribuyéndola según sean pantalones, camisas, vestidos, zapatos y demás. Es una forma de dar solución a los clásicos inconvenientes provocados por la falta de espacio para la vestimenta y evitar que haya prendas sobre las sillas, sillones o en el perchero de entrada de la vivienda.

En el lado opuesto, entre los contra del walk-in closet encontramos que cuando se abre ocupa mucho más espacio que el armario tradicional, por lo que su posible elección se ve condicionada por el espacio de la habitación, dado que de nada sirve colocar el walk-in closet si no lo podemos abrir en su totalidad.

Otra de las situaciones que puede ocurrir es que haya espacio para colocar este mueble pero al hacerlo se deba limitar con la colocación de otros muebles diferentes. Aquí la decisión es personal según sea lo más útil para cada uno.

En mi opinión personal son más las ventajas que las desventajas del walk-in closet y es una forma de estar más cerca del anhelado vestidor. Sin embargo, claro esta que la decisión final estará dada según si exista o no espacio suficiente para colocarlo y poder abrirlo de forma completa así se aprecia y puede disfrutarse correctamente.

Vía | Decoesfera
Foto | Hosum Ching

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...