Sillas Eames: cientos de opciones para un piso nórdico

Las sillas Eames están muy de moda y son un recurso muy apropiado para conseguir un ambiente nórdico en el comedor, o en la cocina.

Captura de pantalla 2016-11-17 a las 11.21.01

Cuando hablamos de sillas para el comedor o la cocina, son cientos las opciones que hay en el mercado. Sin embargo, si hay una que se ha puesto de moda y resulta de las más interesantes para encontrar ese toque nórdico o escandinavo que tanto se lleva en el mundo de la decoración. Hablamos de la clásica sillas Eames, mejor conocida como Tower que se ha reinventado adquiriendo multitud de formas y de colores para adaptarse a los gustos de todos, así como para convertirse en un imprescindible en cualquiera de tus estancias.

Precisamente porque soy una incondicional de esta silla, he estado revisando bien las opciones de la web para amueblar el piso de segunda mano que me he comprado. A raíz de eso, he visto que la Eames se ofrece en multitud de opciones en el mercado actual, y puede que tú no las hayas visto. Por esto estoy escribiendo este artículo de hoy en el que te voy a mostrar algunas de las variedades del clásico Tower con las que puedes decorar tus estancias.

Silla Eames: un clásico reinventado

La primera de las alternativas pasa por la silla que te hemos mostrado en la portada de nuestro blog. Caracterizada por las patas de madera, y un asiento de polipropeno, la silla Eames clásica se ofrece en multitud de colores. La verdad es que las opciones son casi infinitas. ¿La única pega que le encuentro? La falta de comodidad del plástico de su asiento. Aunque pueden comprarse cojines de polipiel que encajen perfectamente en él, no me acabó de convencer la propuesta, y es por eso que busqué otras alternativas que quiero compartir contigo en las imágenes que siguen:

Silla Eames abotonada

Captura de pantalla 2016-11-17 a las 11.23.05

Tengo que decir que este modelo reinventado de la silla Eames me conquistó a primera vista. Pese a que mantiene la estructura clásica, es capaz de evocar el ambiente más nórdico elegante gracias a ese tapizado realzado con los botones. La hay en un montón de acabados y, por si te sirve de inspiración, ésta será la que coloque en un pack de cuatro en la cocina de mi piso recién estrenado y en pleno proceso de reformas.

Taburete Eames para tablas y rincones de desayunoCaptura de pantalla 2016-11-17 a las 11.24.00

En Europa, la cultura del desayuno en familia es un hecho. Por eso son de vital importancia en los ambientes nórdicos esos espacios que le reservan un rincón en la cocina, o en el salón. Quizás sea una buena idea diseñar uno en tu espacio, con el fin de asegurarte una buena rutina mañanera. Además, ese lugar puede ser mucho más que el de la reunión de la mañana. Puede servir para relajarse al llegar del trabajo, o incluso para tomar una copa. Todo depende de cómo y dónde lo crees. Eso sí, si lo quieres con estilo escandinavo total, creo que el taburete Eames se presenta como una buena solución de asiento.

La mecedora Eames: un capricho para las habitacionesCaptura de pantalla 2016-11-17 a las 11.24.41

¿Quién no ha soñado con tener una mecedora en la habitación? En este caso, el sueño se convierte en una realidad nórdica gracias a los diseños que se han adaptado a este tipo de silla. Este modelo, en particular, mezcla el metal y la madera, aunque los hay que mantienen la esencia intacta y apuestan por cubrirse únicamente del elemento natural.

El sillón EamesCaptura de pantalla 2016-11-17 a las 11.22.07

Aunque sigue estando fabricado en plástico, sus mayores dimensiones lo convierten en una silla perfecta para salones y comedores. De hecho, este sillón Eames añade puntos de elegancia y confort al ambiente en el que se coloca frente a la clásica silla Eames Tower de siempre.

La silla Pentágono ¡Nórdica la mires por dónde la mires!Captura de pantalla 2016-11-17 a las 11.22.26

Me he dejado para el final lo mejor. Al menos para mi gusto. De hecho, la que ves sobre estas líneas es la silla que he elegido para mi comedor. En realidad me he comprado seis. Dos de ellas en este tono grisáceo para colocar en las zonas finales de la mesa, y otras cuatro en color blanco para los demás asientos. Aunque todavía no me han llegado, prometo subir una foto y hacer un artículo con el antes y el después de mi salón. Además, vienen más trucos para conseguir ambientes nórdicos sin dejarte la cartera. ¡No te los pierdas los próximos días!

Imágenes: Superestudio

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...