Taburetes con el poder del fuego

Kaspar Hamacher es un genio en el dominio del fuego para confeccionar taburetes de madera a partir de unos cuantos trozos de tronco y el vigor de las llamas.

Taburete madera

Taburetes. De eso vamos a hablar. Son asientos bastante discretos y de gran utilidad. Un taburete es la silla ideal para los más peques cuando tienen que sentarse alrededor de una mesa de baja altura, también es un asiento perfecto cuando se reúne toda la familia y nos quedamos sin sillas en casa y entonces esos taburetes que tenías guardados te vienen de perla. O también son idóneos para decorar el jardín o algún espacio exterior. Porque una de las ventajas de los taburetes es que son pequeños y no ocupan apenas espacio. Existen muchos tipos de taburetes, con diferentes diseños y estilos; hoy vamos a centrarnos en los taburetes más artesanales que podamos encontrar: taburetes de madera.

Y cuando estamos pensando en ello, nos vienen a la mente un montón de instrumentos y herramientas para tallar la madera y trabajarla manual y laboriosamente hasta darle la forma que deseamos; que si martillo, que si rebanadora, que si sierra… Pero Kaspar Hamacher no utiliza nada de todo esto. Puede que sea un mago o sencillamente un genio, pero lo cierto es que lo único que pone a su disposición es el poder del fuego. Un fuego vigoroso que hace crepitar la madera, la consume y la domina hasta adoptar la forma de esos fantásticos taburetes que observamos en la imagen. Controlando el fuego, Hamacher crea piezas únicas, taburetes de diferente estilo que arden de manera diferente. Taburetes de madera confeccionados a partir del vigor de las llamas.

Esto es lo que les aporta ese valor extra y les entrega una estética innovadora, tanto por el crudo de la madera que queda por la parte exterior del taburete, como por ese negro calcinado que queda impregnado por la parte interna, sometida a la brutalidad del fuego. Un fuego que ha moldeado de forma caprichosa cada parte del taburete para dejarnos un asiento rupestre y con estilo. Un estilo rústico que podemos encontrar no solo en diferentes modelos de taburetes -más altos, más bajos-, sino también en pequeñas mesas auxiliares que Hamacher es capaz de realizar siguiendo este mismo procedimiento.

Taburetes ideales que llaman la atención tanto por su estética como por su forma de fabricarlos. Habrá que ser un invocador del fuego y tener el poder de controlarlo para conseguir estos maravillosos taburetes de madera ardida, cosa de la que yo carezco. Después de todo, genialidades como éstas son irrepetibles. ¿Qué os ha parecido?

Fuente y foto : Kasparhamacher

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...