Tendencias únicas desde Nueva York

Arriesga en tu decoración: bañeras que actúan de sofás o formas esféricas que guardan sillones en su interior

Sofa de época

Os traigo en este post unas genialidades que van revolucionando el interiorismo del hogar. Y es que ahora a lo práctico le buscamos un valor añadido. Es lo que suele ocurrir. La necesidad hace que se creen cosas, y con el tiempo, esas cosas acaban adquiriendo dotes extra que nunca hubiéramos imaginado en un principio. Por eso ya no nos sirve hablar de sofás corrientes y normales, por diferentes que sean sus colores o diseños. Ni tampoco de sillas u otro tipo de mobiliario, por muy distintas que sean en formas, en materiales y, en definitiva, en estética. Ahora buscamos que todos esos elementos del hogar que ya tenemos asimilados e integrados en casa, persigan lo impensable, lo novedoso, e incluso lo gracioso.

Por ello os presento lo último de lo último. Hablo por ejemplo de un maravilloso sillón que no es, a la vista, sino una bola blanca, redonda completamente, como una especie de cápsula para viajar en el tiempo. Con la elegancia de la forma esférica, esta bola se abre por la mitad, de forma manual, pudiéndose retirar la parte de arriba -como si se tratase de la mitad de cáscara de un huevo- y así se deja al descubierto lo que reside en su interior: un sillón comodísimo, original y gracioso. Pero… muchos se preguntarán ya dónde meterán ese trozo de bola que han quitado para poder sentarse, y pensarán que se trata de un estorbo, pero ¡ajá! en realidad esa parte superior que has retirado no es sino un complemento del sillón: es un reposapiés. Así que no tendrás más que colocarlo en el suelo y descansar cómodamente en lo que parecía desde el principio una mera bola de decoración.

Si esto no nos ha convencido demasiado, hablemos de innovación con los sofás. Una apuesta arriesgada pero, indudablemente, original y única es la de convertir tu sofá en una bañera. Tal cual has leído: una bañera elegante y alargada, de las antiguas, en mitad del comedor que ha sido reutilizada y debidamente preparada para convertirla en sofá. Para ello se ha rellenado toda la superficie de la bañera con un cómodo y grueso relleno de espuma, para poder sentarse. Y la parte delantera ha sido modificada y recortada lógicamente para poder sentarse al estilo de un sofá clásico. Por supuesto que esta idea es realizable siempre que contemos con una bañera de forma y color elegantes.

Estas dos ideas traídas de Nueva York, convertirán nuestro hogar en un sitio único y divertido. ¿Lo dudas?

Fuente: elmundo.es

Foto: bañosconencanto

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...