The Living Cube: un mueble para almacenar, para dormir y para ver la tele

El diseñador suizo Till Könneker ha creado este mueble funcional que nos regala un increíble espacio de almacenaje, tanto de libros, como de ropa y trastos varios, y al mismo tiempo un lugar para dormir.

Mueble multifuncion

En todas las casas hay trastos, trastos que son difíciles de ocultar y conseguir que ocupen el menos espacio posible. El diseñador suizo Till Könneker estaba enamorado de los muebles funcionales cuando empezó a crear este increíble aparejo que vemos en la fotografía porque, afortunadamente, le sobraba espacio y se podía permitir el lujo de colocar este mueble en mitad de su salón. No sé qué pensaréis que es, pero desde luego no se trata de un simple mueble de comedor, tampoco se trata de un mero armario, tampoco de una cama y ni siquiera de un trastero, porque en realidad es un poco de todo. Os presento a: The Living Cube, un espacio destinado al almacenaje y al descanso.

Para empezar, este mueble es ideal para el comedor porque presenta numerosos estantes que podemos utilizar como en el ejemplo para colocar todo nuestro maremagno de libros, pero también cualquier otro tipo de objetos: películas, figuritas, álbumes de fotos… En el centro, más bien tirando hacia la parte izquierda inferior, el diseño nos permite colocar una gran televisión -plana, eso sí- para disfrutar de nuestros canales favoritos. Hasta aquí todo lo que se refiere a mueble de comedor.

Si observamos la parte derecha del mueble, nos encontramos de pronto con un mini armario para colgar todo tipo de prendas de vestir. En su caso, Till Könneker ha utilizado este espacio para los abrigos y los chaquetones más gordos -que siempre son los que nos quitan espacio en nuestros armarios del dormitorio- y también se ha servido de este pequeño invento para que los invitados puedan colgar sus pertenencias aquí. No solo abrigos, sino también camisas, jerseys o pantalones en el estante superior e incluso el mueble alberga una sección a modo de zapatero, con bastante espacio de almacenamiento.

Ya llegamos a la tercera funcionalidad: la del descanso. Porque The Living Cube también es una cama como decíamos y en la parte superior presenta un ancho colchón al que se puede acceder sin dificultad a través de una pequeña escalera de mano que reside en uno de los costados del mueble. La idea de nuevo es brindarnos facilidades por si tenemos invitados que puedan tener un sitio donde dormir en caso de que quieran pasar la noche en nuestra casa, y si no, puede servirnos para echarnos unas increíbles siestas después de comer. Sea como sea, una cama extra siempre viene bien. En el caso del ejemplo, la casa cuenta con una serie de ventanitas exteriores en la parte superior de la pared que permiten no solo que entre la luz sino disfrutar también de buenas vistas mientras estás tumbado en la cama, pero esto es solo algo complementario y opcional. En caso de no contar con ventanas, siempre podemos recurrir a decorar la pared con cuadros que representen espacios abiertos y que funcionarán igual de bien que un ventanal.

Mueble multifuncion2

Y finalmente llegamos al factor sorpresa, ese que a simple vista nadie habrá podido prever, ni siquiera yo cuando lo vi por primera vez. Y es que cuando hablaba de que este mueble también está concebido como un pequeño trastero, no me refería a todo lo que hemos ido viendo hasta aquí, sino que The Living Cube guarda una cuarta sección -secreta, en este caso-, destinada a esta funcionalidad. Si observamos con atención, podremos ver que junto a la escalera, en el lateral del mueble, hay una puertecita secreta (sin tirador, para llamar la atención lo más mínimo), que podemos abrir y en el interior encontraremos todo un espacio para colocar trastos (sillas, estufas, ventiladores, caja de herramientas…), pudiendo organizarlo todo perfectamente con muebles auxiliares o estanterías incluso si aprovechamos la pared. Cierto es que podemos prescindir de estos detalles y almacenarlo todo como mejor nos venga, después de todo queda totalmente oculto a la vista, pero a la hora de entrar y buscar cosas siempre echaremos en falta un mínimo de orden.

Respecto al diseño del mueble poco que decir: es un enorme cubo de madera, con una anchura ligeramente superior a la de una cama estándar, y de un color marrón oscuro fácil de combinar con el resto de la decoración del salón. Un mueble ideal para ganar espacio en pisos pequeñitos, y sobre todo un mueble idóneo para recibir invitados y ofrecerles un buen cobijo. El precio de este armatoste lo desconozco, pero apuesto a que no será moco de pavo. Si queréis ver algunas fotos con más detalle y un poco más de información, la web de Till Könneker os está esperando.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...