Un perchero desmontable

Bram Vanderbeke ha diseñado este perchero formado por varias piezas que permiten ser colocadas según las necesidades del momento y fácilmente desmontables para recogerlo cuando no se le vaya a dar uso.

Perchero desmontable

Uno de esos pequeños detalles que definen a un buen recibidor es, sin duda alguna, el perchero. Al recibir visita, todos necesitamos tener ese pequeño departamento donde dejar los chaquetones, los gorros, bufandas, paraguas y demás complementos que llevamos encima cada vez que salimos a la calle. Podemos optar por muebles de recibidor que incorporan ya esta función de perchero y vienen con estanterías, zapatero y multitud de utilidades más, pero también es posible adquirir el perchero como un elemento independiente y es aquí donde tenemos también un gran abanico de posibilidades para elegir, desde lo más creativo de reCover hasta lo más ingenioso de Coat Rack.

Hoy os voy a hablar de este último, diseñado por Bram Vanderbeke. Estéticamente es un perchero de lo más corriente: formado por un larguirucho palo de madera con diferentes ramas para colgar varias prendas de vestir. Pero tiene una particularidad que ya resalta a la vista, porque a lo largo de ese palo vertical observamos que está dividido en varias piececitas (las que sostienen las ramas pintadas de color blanco). Pues bien, como imaginaréis estas piezas son desmontables lo que quiere decir que podemos alterar el orden y por tanto colocar las diferentes ramas en la altura que deseemos según nuestras necesidades: desde lo más alto hasta lo más bajo.

Un perchero que brilla por su utilidad pero también por su ingeniosa manera de facilitarnos las cosas. Ahora podremos unir las piezas de distinta forma dando lugar a percheros con tamaños y formas diferentes, lo que lo convierte en cierto modo en un perchero personalizado. Podremos colocar paraguas en la parte más baja o destinarla para que hagan uso de ella los más peques, y en la zona más alta podrán dejar sus pertenencias los adultos. Si en algún momento queremos trasladar el perchero o retirarlo del recibidor, podemos guardar todas las piezas que lo conforman en una caja, una caja que, por cierto, es la que conforma su base. Una forma muy útil de aprovechar el espacio y darle valor añadido a tus muebles. Como véis, de nuevo, de una manera más sutil, vuelven a sorprendernos con un diseño original. En la web del diseñador encontraréis todas las fotografías, así como también otros artilugios muy interesantes para el hogar. ¡Echadle un vistazo!

Fuente y foto: Bram Vanderbeke

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...