Un perchero llamado Wing con vida propia

El estudio español Lievore Altherr Molina ha creado un original perchero para la firma italiana Arper que renuncia a puntos de apoyo y presenta brazos articulables fabricados con madera de nogal

Si estás pensando renovar tu recibidor o directamente quieres comprar un perchero, entonces Wing y Song son dos piezas originales que pueden ayudarte.

Llegamos a casa y lo primero que hacemos es deshacernos de ese chaquetón, sombrero o pañuelo que nos habíamos llevado a la calle, para así sentirnos más cómodos y libres andando por el hogar, y para ello hacemos uso de nuestro perchero. Hay quien directamente tiene un pequeño armario porque el espacio se lo permite y cuelga sus efectos personales allí, pero también hay quien decide comprarse un pequeño perchero para la entrada de su casa. Y ahí es donde entra la creatividad del español Lievore Altherr Molina para la firma italiana Arper. Este estudio es el origen del perchero Wing, un sutil perchero de madera de nogal que ofrece unas particularidades diferentes a las que veníamos viendo hasta ahora. Un ingenioso accesorio que ahora puede convertirse en tu perchero ideal.

Su originalidad parte de que este perchero renuncia a esa clásica estructura de percheros de pie con unos cuantos brazos. Wing es un perchero que se fija directamente a la pared, que no necesita un pie de apoyo, lo que al mismo tiempo supone ahorrar en espacio, y por otro lado, está compuesto por varios brazos articulables que pueden plegarse y desplegarse como si se tratase de un abanico. De esta forma, todos sus brazos pueden plegarse hacia la pared cuando no se utiliza el perchero para evitar ser un obstáculo y, cuando se vaya a utilizar, simplemente movimiendo alguno de sus brazos podremos hacer uso de él. Rápido, simple y bonito.

 Además el diseño de madera de nogal le da un atractivo añadido, ya que se puede combinar fácilmente con cualquier mueble que tengamos en el recibidor, especialmente dentro de espacios contemporáneos. Su mobilidad le otorga vida a la pared y según la posición donde coloquemos sus brazos, llegará a convertirse hasta en una pequeña escultura. Podemos optar por colocarlo de forma aislada, o acompañarlo con una pareja para asegurarnos de que nadie se queda en casa sin hueco en el perchero. En cualquier caso, estén siendo utilizados o se encuentren vacíos, estos percheros pueden funcionar perfectamente como objetos decorativos.

Si este diseño os ha llamado la atención, quizás también os resulte gracioso este otro perchero llamado Song, del mismo estudio español, pero este inspirado en las notas musicales. Cada brazo -también articulable- representa una nota musical, creando así una composición muy dinámica y alegre. Para este modelo, encontramos diferentes versiones: así, podemos comprar Song en su versión de pared con 8 o 16 brazos, o también en su versión de pie, con 8, 16 o hasta 24 brazos. Song está hecho con acero y aluminio, rematado en gris oscuro.

Piezas originales e innovadoras que nos ayudan a renovar nuestros espacios.

Fuente y foto: arper.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...