Un puf que se deja cambiar de forma

Lapo Germasi ha diseñado este llamativo puf: un plástico relleno de bolas rojas que puede ser configurado por el usuario según sus necesidades.

Puf modificable

¿Qué es lo que buscamos en un asiento? Generalmente que sea cómodo. Después entraremos en otros matices como el tamaño, el material con el que está hecho, la apariencia del mismo…y finalmente puede que la forma también sea un factor decisivo. Porque según la ocasión y según las necesidades, hay asientos que nos vendrían bien y otros que no nos acabarían de satisfacer del todo. Por eso me ha parecido interesante presentaros hoy este gracioso puf diseñado por Lapo Germasi. Un puf que al menos enamorará a los más pequeños porque está fabricado a modo de esas grandes piscinas de bolas que encontramos en los parques infantiles del McDonald’s y claro, nos aporta un diseño interesante desde el punto de vista estético; también nos ofrece un asiento indudablemente confortable y, lo que es más llamativo de todo, un asiento configurable por el usuario.

Detallaré esta última característica. Este puf de Lapo Germasi está formado por un gran plástico flexible y transparente rellenado en su interior por un montón de bolas rojas que evidentemente son tan blanditas y cómodas como realmente demuestran en la imagen. No obstante, el plástico no está rellenado cien por cien, sino que aproximadamente las bolas ocupan la mitad del espacio -o un poquito más- dejando el resto vacío o lleno de aire. Esto nos permite que el asiento se pueda aplastar formando un puf y dejando todas las bolas en su base, o bien distribuir las bolas a lo largo del plástico como mejor nos convenza, configurando su forma a lo largo, a lo alto y a lo ancho. Este asiento, por tanto, es tan sencillo como aparenta por fuera, pero sin duda con una gran practicidad y un toque divertido.

Antes he dicho que enamorará a los más pequeños de la casa y por ello puede ser ideal para introducir en la decoración de algún dormitorio infantil, pero evidentemente puede servir de asiento en cualquier otra estancia del hogar donde queramos ofrecer una imagen desenfadada y vistosa. Podremos sentarnos sobre él, tumbarnos, ponernos a leer… cada usuario puede configurarlo a su antojo desplazando las bolas de su interior. Y lo mejor de todo es que al ser de plástico podemos utilizarlo tanto en interiores como en ambientes de exterior. Y no lo olvidéis: tanto adultos como niños, aunque ellos lo pasarán mejor jugando sobre él. Podéis contactar con el diseñador a través de las redes sociales.

Fuente: Facebook

Foto: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...