¡Un sillón inflable de diseño!

El diseñador Tehila Guy ha creado este diseño innovador en el que se combina el material inflable con la elegancia de la madera, dando lugar a un sillón ligero, cómodo y de gran belleza visual.

sillon

Todos hemos tenido alguna vez por casa algún tipo de objeto inflable, tipo flotador para ir a la playa, ¿verdad que sí? Pero nunca nos habíamos planteado que un material como éste pudiera servir para interiorismo. Ahora el diseñador israelí Tehila Guy ha querido demostrarnos la versatilidad de este material y la posibilidad de incorporarlo en diseños originales para el hogar. ¿Os imagináis tener una silla hinchable en el salón? No es una idea tan disparatada. ¡Mirad la imagen y lo veréis vosotros mismos!

La silla que os traigo hoy presenta esa particularidad de la que hablaba: su asiento está hecho de material inflable, no obstante, el diseñador ha sabido combinar muy bien esta particularidad con otros dos rasgos que, en su conjunto, hacen de esta silla muy elegante y la convierten en un objeto digno de ser incorporado en nuestra decoración. Para empezar el asiento inflable es de color transparente, lo que le ofrece ligereza al diseño y permite combinarlo fácilmente con todo tipo de estilos decorativos. A eso se suma la elegancia de las patas de la silla que están hechas de madera, al estilo de una silla convencional. Esa combinación entre la madera y el inflable transparente hace de esta silla una pieza de diseño innegable.

Si bien hasta ahora asociábamos los muebles inflables como objetos de poco valor económico o escaso diseño (véase las camas inflables, que utilizamos como último recurso cuando tenemos visita en casa), la sorprendente silla de Tehila Guy ha revolucionado este concepto, mediante la combinación de materiales y su utilización en elementos originales del hogar como son las sillas o sillones. Por supuesto que el hecho de que el asiento sea inflable tiene sus propias ventajas, no solamente responde a una cuestión de diseño sino también desde el punto de vista funcional, ya que el sillón puede desinflarse cuando queramos y sus patas pueden plegarse fácilmente para poder guardar la silla en un pequeño rincón o transportarla sin problemas si nos mudamos o nos la queremos llevar con nosotros fuera de casa.

El gran reto de este diseño que juega con la parte visual fue, según el propio diseñador, crear un equilibrio óptimo entre el asiento y la base de madera de tal forma que no se colapsara. Ahora que ya podemos ver las imágenes finales, debo darle la enhorabuena porque creo que ha conseguido un diseño innovador, con gran ligereza visual, una elegancia transparente y, por si fuera poco, ¡un sillón que parece lo más cómodo del mundo! ¿Qué pensáis vosotros?

FOTOS: klonblog.com 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...