Un sofá con clase

Philippe Starck ha diseñado un sofá concibiéndolo como un pequeño mundo, lleno de complementos y accesorios para satisfacer todas nuestras necesidades.

Sofá con clase

¿Verdad que cuando nos sentamos en el sofá, siempre hacemos de todo menos estarnos quietos? Necesitamos mil y un complemento para satisfacer cada una de nuestras necesidades. Por ejemplo, el portátil. Queremos navegar por Internet sin movernos del sofá y claro, o tienes una mesa de centro para apoyarlo o estás dispuesto a abrasarte las piernas conforme se calienta el motor del ordenador. De pronto, el portátil ya te aburre y decides leer. ¿Levantarse hasta tu rincón de libros para coger tu favorito? La pereza te mantiene en tu hueco preferido del sofá. ¿Y qué hay eso de merendar tu café con tostadas viendo la televisión? No mola nada eso de despegar tu espalda del almohadón trasero para acercarte a la mesa, mejor si la bandeja de la merienda estuviera a nuestra disposición.

Así es como la firma Philippe Starck ha dado el salto al diseño de sofás con el nuevo MyWorld. A la vista un sofá, en la práctica algo más que eso. Tal y como su propio nombre indica, se trata de un mini-mundo, un submundo dentro de casa capaz de ofrecernos todo el confort que necesitamos. Empezando por la gran comodidad de sus asientos, y terminando por sus innumerables accesorios. Puede adquirirse con dos plazas, o con tres, o con forma de sillón o de tumbona, con cajones incorporados, o con mesas, con superficies laterales independientes, con espacios de almacenaje extra, con bandejas accesorias móviles… Un sofá para descansar, para conversar, para trabajar, para comer y beber. Un mundo. Cada una de las piezas no es excluyente sino complementaria, lo que quiere decir que podemos agruparlas y colocarlas como mejor nos parezca.

Si nos sabe a poco, quizás rematemos esta idea de sofá multiusos añadiendo en su descripción la estación de carga eléctrica que puede incorporar, así como el cargador USB e incluso una solución de carga inalámbrica Powermat Duracell, todo ello bien oculto dentro de su armario lateral. Además, podemos incorporar hasta pantallas para ofrecerle privacidad a este espacio y una mayor definición en torno al sofá. Un sofá que se adapta a tus necesidades. Un sofá convertido en nuestro pequeño refugio, para ofrecernos intimidad y al mismo tiempo comunicación. Un sofá con espacios de almacenaje, accesorios, zonas de apoyo, superficies amplias… Todo un diseño único llamado Mi Mundo.

Fuente y foto: Cassina

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...