Un sofá para convivir con tu mascota

Ahora puedes compartir tus momentos de relajación con tu perro, regalándole un hueco extra en el sofá donde no te molestará, no le molestarás y sin embargo, ambos os haréis compañía.

Sofa mascotas

Tener un perro como mascota tiene sus pros y tiene sus contras, como todo. De pronto, después de un largo día de trabajo, llegas a casa, dejas atrás la puerta principal y te encuentras con el mismo escenario de siempre: tu perro, tal vez por comodidad o tal vez como venganza por haberle abandonado a lo largo de una horas, ha acampado a sus anchas en el sofá del comedor y al llegar te lo encuentras acurrucado en un ladito del apoyabrazos y te mira con ojos relampagueantes antes de saltar al suelo y ponerse a ladrar para recibirte.

Y eso de compartir sofá con el perro y que nos llene los almohadones de pelos no nos hace demasiada gracia, sobre todo a los alérgicos como yo que a la mínima nos asalta un ataque de estornudos. Y por más que le enseñemos que el sofá es para nosotros y que él tiene su rinconcito en esa preciosa cesta acolchada que le compramos, nuestro perro sigue ladrando eufórico por nuestra llegada y al día siguiente, a juzgar por la repetición de sus actos, da muestra de no haberse enterado de nada o, quizás, ha preferido no entendernos por esta vez.

Pues bien, ahora podemos por fin hallar una solución muy fácil a este problema, para que tanto el perro como nosotros tengamos nuestro propio espacio personal, pero siempre juntos. Así puede ser gracias al diseñador coreano Seungji Mun que nos trae un maravillo sofá funcional, donde no solo tendremos sofá, sino también una elegante mesa auxiliar y una casita para el perro muy original. Se trata de un sofá convencional que ha sido diseñado encima de una plataforma de madera que se prolonga lateralmente un poquito más de lo normal para crear un segundo compartimento más bajo para nuestra mascota. Este compartimento está cerrado por la parte superior, aislando así el hogar del animal, pero al mismo tiempo sirviéndonos de mesa para el desayuno, para apoyar los mandos de la televisión, etc.

Un invento llamado The Dog House Sofa, construido con madera de fresno y unos cómodos almohadones. Ahora ya podemos vivir en armonía con nuestras mascotas, aunque a pesar de todo, si nuestro perro se tumbaba en el sofá por venganza a nuestro abandono, seguramente nos lo volvamos a encontrar con cara de inocente en nuestro sitio favorito del sofá al día siguiente.

Fuente y foto: Seungji Mun

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...