Una estantería en homenaje a la Torre de Pisa

Deja tus libros en pendiente gracias a este mueble inclinado de la diseñadora Andrea Vecera que se inspiró en la Torre de Pisa para modelar cada uno de sus estantes.

Estanteria inclinada, Torre de Pisa

Cuántas veces hemos visto fotografías ajenas de gente apoyándose ilusoriamente en la Torre de Pisa para sujetarla. Ya sabéis, esa maravillosa obra arquitectónica que cedió bajo la tierra y se fue yendo de lado y que hoy todavía podemos encontrar inclinada en un rinconcito de Italia y los más valientes se atreven a subir a columbrar los alrededores, hasta que algún día, dicen los expertos, la torre cederá y se vendrá abajo porque su inclinación en pendiente continúa lentamente cada año… Pues para todos aquellos que conozcan la torre pero no hayan ido a Pisa o no tengan intención de ir, ahora pueden tener una estructura semejante en su honor.

Se llama Italia, no podía ser de otra manera. Y se trata de una estantería inclinada que ha sido diseñada por la artista Andrea Vecera para homenajear a la torre de Pisa. Habremos podido ver algunos diseños anteriores a éste de estanterías en pendiente, pero sin duda ninguna de ellas había tomado como punto de partida este increíble monumento italiano. Y ya sabéis que la inclinación no es un problema para los libros, dado que una vez rellenamos los estantes, nuestras mejores lecturas se sostienen apoyándose unas sobre otros, sea cual sea el grado de pendiente.

Con una estantería inclinada no tendremos que temer que se nos caigan los libros por un lateral, como suele ocurrir en los estantes tradicionales si no colocas algún sujetalibros. Además, por si alguien todavía tiene discrepancias, esta estantería sabe bien cómo proteger todo lo que le pongas. En la imagen igual no se aprecia con tanta claridad, pero esas líneas que componen el interior del mueble son en realidad un entramado de cuerdas. Los libros se colocan en pequeños grupos dentro de estas cuerdas totalmente tensadas y se sujetan a la perfección, permitiendo colocar muchos más encima sin que se vengan abajo. De esta forma, si rellenamos el estante entero dejando un hueco al final, parecerá que la tira de libros se sujeta por arte de magia y el efecto será todavía mejor.

Es una estantería simpática con la que también podemos hacernos las fotografías pertinentes que se hacen en la vieja Pisa. Lo malo es que luego no podremos colocarlas aquí, pues Italia está pensada solo para libros, aunque eso nunca suele ser un problema. Normalmente lo que más abunda en un hogar son libros. Así que aquí lo tenéis: un guiño a la pequeña ciudad italiana y a su histórico monumento.

Foto: Pinterest

Más info: Design Milk 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...