Una litera para dormir y para soñar

Su nombre es Hüttenbett, una cama doble de diseño alemán que proporcionará encanto a cualquier habitación infantil.

Litera Hüttenbett

Uno de los problemas más habituales en el hogar es la falta de espacio, especialmente ahora que los pisos tienden a tener muchas habitaciones pero todas de reducidas dimensiones, y echamos de menos esos amplios dormitorios de casas antiguas. Porque crear una habitación en menos de diez metros cuadrados es todo un reto. Especialmente si lo que queremos es tener un lugar ordenado, limpio, sin demasiados trastos por el medio y que cuente con todos los elementos básicos de un cuarto, a saber: cama, escritorio, estanterías, armario…

Es una suerte que con el tiempo hayan ido apareciendo esos muebles convertibles que nos permiten ganar espacio de donde no lo hay, pero hoy de lo que voy a hablar es de las literas. Porque cuando además de todo lo visto, tenemos el reto de meter a dos niños en una misma habitación, todo se complica mucho más. Prácticamente dos camas pueden ocupar todo el espacio, así que la única opción que se nos presenta es la de adquirir una maravillosa litera doble, o incluso triple, si fuera el caso.

Es cierto que tiene sus inconvenientes, principalmente la dificultad a la hora de limpiar porque suelen ser muebles muy aparatosos que no se pueden desplazar fácilmente y la suciedad se acumula detrás, y también la dificultad de hacer la cama cuando se trata de camas muy altas o muy bajas, y los niños aún son muy niños para aprender a hacerlas correctamente. Pero cuando he visto esta litera infantil que os presento en la imagen, me he olvidado de todos estas desventajas porque es una cama doble que enamora. Tanto por el diseño como por su reducido tamaño que permite encajarla sin problemas en cualquier cuarto infantil. Encontramos esa ventanita a los pies que da acceso a la cama inferior, encontramos ese perchero integrado en un lateral de la cama y encontramos esa bandejita desplegable para dejarle el desayuno a nuestros hijos o colocar el ordenador o cualquier otro objeto.

Por un precio de 599 euros podemos conseguir este modelo alemán llamado Hüttenbett. La selección de los cojines que acompañarán la cama, y también el juego de sábanas corre a nuestra cuenta, así que podemos sacarle mucho más jugo si atendemos a estos factores. Luego, en última instancia, siempre nos quedará el juego de la luz natural y la magia de los espejos para hacer que la habitación parezca el doble de grande.

Fuente y foto: Lifetime

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...