Una mesa de centro con secretos que enamoran

Descubre los compartimentos que esconde esta mesa de estilo minimalista: sus cuatro paneles blancos y marrones ocultan algo más que belleza.

Mesa de centro con huecos

Siempre me han encantado todos esos muebles que parecen sacados de un rompecabezas y guardan un montón de rincones ocultos y secretos. Uno de esos muebles que tienen muchas puertas para abrir, o muchas formas de ser abiertos, o múltiples funcionalidades disfrazadas bajo un solo diseño. Y por eso cuando he descubierto esta preciosa mesa de centro para el salón me ha llamado la atención nada más verla y he sabido al instante que iba a compartirla con todos vosotros. Enseguida entenderéis por qué.

La mesa, como observáis en la primera fotografía, es un conjunto de láminas de madera o paneles que forman un cuadrado puestas unas sobre otras, alternando el blanco y el marrón chocolate. Solamente el juego de colores es ya un claro atractivo de la mesa, pero hay más y es que el espacio que queda entre lámina y lámina ya nos deja una pista de que la mesa algo esconde… y muy acertadamente habréis intuido muchos que cada una de esos paneles son móviles y pueden deslizarse en varias direcciones, revelando ahora sí la gran utilidad de esta mesa de centro.

En la segunda fotografía podemos ver con claridad de lo que hablo: cada lámina se desplaza hacia un lado y cada una de ellas aumenta la superficie de la mesa y, no solo eso, sino que esconde pequeñas ranuras y huecos para guardar todo tipo de cosas y esconderlas. Cajoncitos donde nos cabrán las llaves, los mandos, los bolígrafos y todo tipo de detalles. Cuando uno ve abierta la mesa de par en par entonces se hace una idea real de lo que supone este asombroso diseño, y en cambio, cuando la cerremos y todo se vuelva a poner en orden, simulará ser la mesa más minimalista del mundo. Eso, sin duda, es otra de sus ventajas más destacables.

Al ser una mesa de estas dimensiones, podemos situarla no solo en el centro del salón sino también en una esquina a modo de decoración o en cualquier otro punto de la estancia donde pueda rellenar un hueco y aportar un toque de distinción. Una mesa bonita, con un espacio de almacenamiento increíble, con posibilidad de ampliar su superficie casi triplicándola y el factor sorpresa escondido en su propia naturaleza. ¡Ya me diréis…! Yo, sinceramente, la quiero y la quiero ya. Eso sí, los 850 dólares que cuesta en la página de Avetex no me los quita nadie.

Foto: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...