Una silla con naturaleza de zapato

Pon una silla-zapato en la decoración de tu casa, gracias a este diseño exclusivo de Martín Azúa para el que ha combinado madera, metal, cuero y cordones.

Silla zapato

Cada vez hay más diseños de sillas sorprendentes para el hogar; algunas sencillamente con propuestas inesperadas o pequeños detalles donde lo más nimio sí que tiene un valor añadido. Es lo que ocurre con este asiento llamado Shoemaker que nos trae Martín Azúa y podéis observar sobre estas líneas: una maravillosa silla que no se sabe si es madera o metal, o un poco de cada, hasta que uno se acerca y se detiene a mirar y comprueba que los materiales empleados son metal, madera, cuero y hasta cordones, y que todos ellos se fusionan en armonía para crear un cómodo asiento con la auténtica personalidad de un zapato artesanal.

La idea de zapato nos la ofrece en un primer vistazo esos cordones con los que se ha provisto a la silla en cada costado, pero todavía hay más. Los extremos de los reposabrazos se pueden plegar completamente al estar hechos de cuero, ofreciéndole a la silla cada vez más una apariencia de zapato, que culmina finalmente cuando uno le dedica un esfuerzo y tiempo a atar con los cordones cada una de estas solapas dobladas. Para ello, las solapas vienen previamente agujereadas con discreción y será a través de estos orificios como podremos atar las cuerdecitas marrones. Es entonces cuando esta silla de madera simula más que nunca una especie de calzado donde el cuero y su elasticidad ofrecen alas a nuestra imaginación.

El metal se ha reservado para las cuatro patas del asiento, que armonizan estupendamente bien gracias a ese tono de bronce tan parecido a la madera que compone el resto de la silla. Sin duda alguna es un diseño extrovertido, elegante y digno de admirar, con una mezcla de contrastes que puede encajar perfectamente en diferentes ambientes y estilos decorativos, pasando por el industrial, el rústico o el nórdico, entre muchos otros. Una silla que parece especialmente cómoda, como una funda hecha a nuestra medida, capaz de amoldarse a nuestro cuerpo y ofrecernos el mejor asiento y respaldo.

Aunque es, indudablemente, la silla ideal para un zapatero, no hace falta que conozcamos a nadie de esta profesión para hacernos con ella. Shoemaker también ha sido concebida para cualquier amante de la originalidad, y esta silla si excede de algo es de innovación. Sigue informándote un poco más en la página web de su diseñador Martín Azúa y acaba de convencerte tú mismo.

Vía y foto: Martín Azúa

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...