Una silla ergonómica con forma de columna vertebral

Aprende a sentarte correctamente y elige una silla óptima como la que se muestra aquí: un asiento que imita al ser humano para autocorregir malas costumbres.

Silla ergonómica

Podemos volvernos locos si buscamos una silla apta para nuestra columna vertebral. Estamos hartos de que nos digan: ponte recto, siéntate bien o te estás doblando la espalda. Y de vez en cuando, también hartos de sentir una punzada de dolor y cansancio recorriendo nuestras vértebras. Pero luego vas en busca de la silla ideal y todas son vendidas como la panacea para tu espalda: al final y al cabo, parece ser que solo importa la posición que adoptemos nosotros mismos sobre la silla, pero no. El asiento también importa. Algunos modelos ergonómicos han sido diseñados exclusivamente para corregir la buena posición de la columna vertebral mientras estamos sentados. Y algunos de ellos lo han hecho sin renunciar a la originalidad, como éste de aquí.

Lo podéis ver detalladamente en la fotografía. La silla guarda un toque casi humorístico porque ha sido confeccionada precisamente con forma de columna vertebral. Indudablemente, no puede existir en el mundo una silla más apta para nosotros que ésta que es igual a nosotros. Inspirada directamente en el ser humano, representa su esqueleto con un realismo curioso que llama la atención. Asunto aparte será la comodidad del asiento, pues como suele ocurrir con todos estos modelos de sillas ideales, el cuidado de nuestra espalda muchas veces va en detrimento de nuestra comodidad.

Sin duda, eso de estar arrellanado entre colchones, espatarrado y con el cuerpo echado hacia atrás es de lo más cómodo, pero nadie nos quita un mal de columna instantáneo. Aunque a menudo estos males salen a la luz años después cuando el remedio ya no cura la enfermedad. Por eso, lo mejor es cuidarse de espanto y cuidar nuestra columna día a día, manteniendo siempre la postura correcta y sentándonos en asientos de calidad. Asientos como el que vemos en la fotografía y que nos ayudará a corregir las malas costumbres. A los más extravagantes y originales, les fascinará tener una silla de estas características. A otros, posiblemente les parecerá una fealdad, pero aunque no la lleguemos a comprar siempre podemos recrearnos con su existencia y sus fotografías.

Sea como sea, revisad todos los asientos más frecuentados del hogar y aseguraos de que estáis poniendo vuestras espaldas a buen recaudo. Con el paso de los años vuestro cuerpo os lo agradecerá, y caminar erguido es una virtud que no todo el mundo posee.

Foto: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...