¿El baño? Sí, son 60 céntimos

La marca 2theloo extiende su nombre en Madrid, concretamente en la estación de Atocha, con la inauguración de unos baños privados a los que habrá que pagar 60 céntimos para entrar.

Baños Atocha

La noticia se dio a conocer esta semana: un aseo de Madrid ha sido inaugurado como lugar de pago, bajo la asistencia de grandes personajes públicos como el embajador de los Países Bajos y el general manager de 2theloo. Este nombre tan raro es precisamente la empresa que ha hecho posible la creación de unos baños que por primera vez son públicos -o al menos no particulares, porque están en la vía pública, concretamente en la estación de Atocha-, pero también privados, porque no todo el mundo se puede dar el lujo de pagar los 60 céntimos de euro que cuesta la entrada para poder hacer sus necesidades. Ahora, un buen lavabo, bonito, limpio, incluso divertido, ambientado con música, con espacio para familias y accesos para minusválidos sólo parece posible pagando. La marca, que ya presentaba una instalación en mitad de Barcelona, también está extendida por el resto de Europa con más de 120 ejemplos de baños de este tipo. Ahora, Atocha se suma a la cola de Holanda, Bélgica, Alemania, Austria, Hungría, Israel y Polonia.

Los baños, aquí tenéis algunas imágenes, son claramente una maravilla. Todo lo que uno se puede esperar después de pagar 100 de las antiguas pesetas. Baños casi empresariales, propios de un hotel de cinco estrellas. Incluso cuentan con una tienda de artículos de tocador, bebidas y regalos, por si la tentación del mal comprador les deja algunas moneditas de más. Baños con mucha privacidad: ni huecos por arriba ni huecos por abajo, y bien aislados de las cabinas contiguas, para que uno no se pueda sentir observado en ningún momento. Las paredes recubiertas con maravillosas fotografías paisajísticas para que cada cual viva su momento con más paz interior. Los inodoros blancos, con cisternas empotradas, pulsador de acero inoxidable, dispensador de papel, un contenedor y una escobilla limpiadora. Y los lavabos con grifería electrónica. Todo por obra y gracia de la marca Roca, en colaboración con 2theloo.

Baños Atocha2

Claro que me parece una obra maravillosa para los que quieran darse el lujo en tiempos de crisis económica, sobre todo mientras sigan existiendo, claro está, baños totalmente públicos. Lo que sí que me resulta chocante es que para conseguir un servicio decente como éste haya que pagar 60 céntimos. Quitando las pijadas de la electrónica, de las imágenes a todo color, de la música de ambiente y la tiendecita de venta; creo que lo que todos buscamos al fin y al cabo es un lugar útil y limpio y creo que esas dos condiciones son totalmente exigibles en un baño público sin pagar nada a cambio.

Fuente: Cuatro

Fotos: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...