El increíble Sky Lounge del Hotel Indigo en Madrid

Descubre este trocito de terraza en lo alto del hotel madrileño Indigo con las mejores vistas de la Gran Vía, ¡piscina, tumbonas, servicio gastronómico y noches con música!

indigo

Este verano si visitáis la capital española o queréis daros un pequeño caprichito, es buen para acudir a uno de los hoteles que ha adquirido más fama desde el año pasado. Se trata del Hotel Indigo situado en la calle Silva de Madrid, a 50 metros escasos de la famosa Gran Vía. El hotel se ha convertido en un lugar de encuentro y referencia para los más caprichosos de la ciudad y es que en lo alto de este edificio se esconde uno de los rincones más lujosos para disfrutar del verano.

Podéis haceros una idea con la fotografía que os dejo. Se trata de una espléndida terraza lounge en el piso 11 del edificio, cuya altura deja disfrutar al visitante del skyline de Madrid y de una oferta gastronómica única al cuidado del equipo gastronómico del hotel. El diseño de esta terraza sin igual es obra del Estudio de Teresa Sapey. Todo un lugar privilegiado en el que tomar un refrigerio, disfrutar de un desayuno bajo el sol o disfrutar de una agradable velada nocturna.

Combina todo lo necesario para lograr el éxito: es un perfecto mirador, posiblemente el más codiciado de toda la Gran Vía. A ello se suma la piscina lujosa que acompaña la terraza y permite sumergirse para quitarse de encima el acusado calor de los meses de verano; y fuera del agua, te esperan unas tumbonas maravillosas para dejarte acariciar por el sol mientras eliges tu cocktail favorito de una extensa carta que no te dejará indiferente. Buenas vistas, buen reposo y buen comer son las tres grandes virtudes de esta azotea del Hotel Indigo que sigue conquistando a madrileños y extranjeros.

La oferta gastronómica del hotel incluye una gran variedad de entrantes y aperitivos para saciar el hambre como ensaladas, pizzas, sándwiches o tostas. Todo ello bajo el sello gastronómico del chef italiano Giovanni Andrea Tumbarello. Lógicamente, barato no iba a ser… así que el pase de un día a la piscina ronda los 50 euros, según disponibilidad. Por la noche, eso sí, el acceso es libre para tomar algo en el bar y, durante el fin de semana, se organiza una sesión especial con djs que rematan la experiencia hasta las 2:00 de la madrugada. La piscina, eso sí, cierra a las 22:00 horas.

No sé qué pensaréis pero creo que es uno de los lugares que debemos visitar este verano sin dudarlo!

FOTOS: indigomadrid.com 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...