Hogares de paz y guerra

Algunos diseñadores apuestan por imitar los elementos de la guerra como forma de innovación en el interiorismo.

Artistas diseñan objetos de decoración inspirándose en elementos bélicos

El hogar ha sido nuestro mejor refugio desde todos los tiempos. Un cobijo -más o menos acomodado- donde las familias se han guarnecido del frío, del calor, de las intempestivas lluvias, y sobre todo, de los peligros y amenazas que acechan en la vida callejera. Un lugar donde cerrando las puertas y ventanas se veían aislados de todo mal. Poco a poco, ese espacio ha ido creciendo, adaptándose a los cambios, mejorando en seguridad y también en confort. Un lugar donde hoy en día podemos regalarnos momentos de paz y gloria. Pero algunos diseñadores, obcecados en una originalidad casi irracional, han tratado de desequilibrar ese pequeño refugio llamado hogar. Preparaos, porque la guerra ha entrado en casa.

Ahora ya es posible encontrar objetos decorativos y mobiliario de la vivienda inspirado en elementos bélicos. Tal y como leéis. La guerra, con todas sus armas destinadas a fines sobrecogedores, y otros elementos propios de pasajes bélicos, se ha convertido en la musa de algunos artistas que han decidido convertir lo más horrible del mundo en algo puramente estético. Gustos y críticas donde las haya, pero lo cierto es que su objetivo está más que logrado: una innovación explosiva que podemos encontrar tanto en muebles, gadgets y piezas, y que además de guerreros, ahora son útiles y atractivos.
Desde elementos más insignificantes como un Pendrive con forma de bomba, inventado por Joel Escalona, que aunque no estalla tiene una capacidad de 4GB y puede dejar a cualquiera asombrado; hasta tazas de café que pueden ser disparadas, pues cuentan con un gatillo en el asa; o puertas cuyo pomo es el asa de una pistola, a ambos lados, un diseño de Nikita Kovalev que decidió bautizar como el Bang Bang Handle; hasta esos sofás llamados Bricks, elaborados con almohadones que parecen sacos imitando una trinchera guerrillera; o incluso sillones cuyas patas son las ruedas de un tanque, por originalidad de Pharrell Williams.

Podría continuar la lista con lámparas explosivas, granadas de mano llenas de M&Ms o formando frascos de fragancia, y seguramente me quedaría corto ante las constantes innovaciones que van apareciendo en todas partes del planeta. Ahora podemos decorar ya nuestros hogares al modo de campos de batalla, y sin embargo seguiremos contando con esa paz y esa seguridad que nos ha perseguido a lo largo de los siglos. Será nuestro pequeño refugio trampa. Bienvenidos a la guerra.

Fuente: El País

Foto: freshome.com

Foto 2: Kibisi

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...