Seguros de hogar: coberturas que no siempre se conocen

Tener un seguro de hogar supone estar mucho más tranquilo con una vivienda a prueba de siniestros. Sin embargo, los seguros de hogar a veces incluyen coberturas particulares muy poco conocidas y que pueden resultar muy útiles.

seguridad

Aunque generalmente en tiempos de crisis los seguros son uno de los temas que más se revisa para intentar ahorrar dinero, la realidad es que no es siempre buena idea optimizar el presupuesto del hogar retirando seguros que puedan cubrirte ante determinados percances. En todo caso, el seguro de la vivienda es uno de esos productos que se han descubierto más recientemente y que, sobre todo por la gran competencia que existe y para convencer al usuario de su utilidad suelen ofrecer una serie de extras que no siempre son demasiado conocidos. Es precisamente de ellos de los que queremos hablarte hoy.

Cada seguro de hogar es un verdadero mundo en sí mismo, y es cierto que como en todos los demás hay que revisar con mucha cautela la póliza. Sin embargo, muchas veces no se contrata un seguro de hogar pensando que no habrá grandes riesgos por los que hacerlo ya que en principio no tienes previsto que pasen cosas graves como una inundación, un daño por una tormenta eléctrica o que se venga el tejado abajo por algún temblor. Lo curioso es que la mayoría de los seguros se reservan el derecho de no indemnizar en casos de catástrofes naturales y, sin embargo, cubren otros daños mucho más comunes.

Coberturas habituales en los seguros del hogar

En los seguros del hogar del mercado existen algunas coberturas bastante habituales que pueden resultar particularmente útiles y que no siempre se tienen en consideración a la hora de plantearse un producto similar. Así, por ejemplo, podrías conseguir lo siguiente:

  1. Coberturas por robo: si roban en tu vivienda, el seguro te compensará por los daños materiales sufridos además de que podría otorgarte una indemnización para poder reconstruir las estructuras que se han estropeado a causa del incidente.
  2. Coberturas de electrodomésticos: los electrodomésticos son uno de los elementos que más frecuentemente pueden darte problemas. Aunque los seguros del hogar no cubren daños por el uso, en ocasiones, los cambios en las corrientes o los daños en el sistema eléctrico pueden causar el daño que les convierte en irreparables. En esos casos, con un informe pericial que estará cubierto por el propio seguro, si lo demuestras, obtendrías o bien otro igual, o bien una reparación o indemnización de igual valor.
  3. Coberturas por daños relativos a la humedad: la humedad es en ocasiones mucho más frecuente de lo que puede parecer y podría hacerte responsable frente a terceros en el caso de que hicieses daños en su propiedad por las filtraciones. Esto puede convertirse en un problema muy grave ante el que no puedas actuar fácilmente. En ese sentido, disponer de un seguro de hogar supone despreocuparse de todo lo demás.
  4. Coberturas por anexos en la vivienda: los seguros de hogar además de cubrir la superficie de la vivienda pueden cubrir otras zonas anexas como las plazas de garaje o los trasteros en los que puede que se den también circunstancias como las anteriores u otros daños que sea necesario reparar y para los cuales no contarías siempre con el presupuesto necesario.

Otros extras que pueden resultar interesantes

  • Coberturas de dispositivos de electrónica: los seguros de hogar pueden cubrir daños que se incluyen en seguros específicos. Por ejemplo, muchas pólizas de seguros del hogar incluyen la rotura de este tipo de gadgets siempre y cuando se haya producido en el hogar. Con una cobertura como ésta podrías ahorrarte el seguro específico y obtener ventajas por todos los demás riesgos que quedan cubiertos.
  • Coberturas por atracos en las zonas comunes del domicilio: tanto si se trata de un robo en las zonas comunes de apartamentos, como en las entradas de viviendas y edificios, algunos seguros de hogar pueden llegar a cubrir la pérdida de dinero que se produce hasta un cierto límite que se debe consultar en las condiciones.
  • Problemas causados por mascotas: aunque algunas razas de perros exigen tener un seguro individual, la mayoría de los que tiene animales no peligrosos en casa no los tiene cubiertos ante imprevistos. Eso implica que si en algún momento se ven involucrados en un incidente tendrán que responder por ellos. Eso se soluciona con un seguro que les cubra y muchas pólizas de hogar ya lo ofrecen de base.

Aunque no siempre compense un seguro de hogar y cada cual debe valorar su propia situación, en ocasiones, por desconocimiento de este tipo de productos se ignora el mucho partido que se le puede sacar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...