Teyoland, entre la vida y la muerte

La compañía valenciana que anunció su reapertura a principios de 2014, ahora afronta una demanda de Feria Valencia por valor de 300.000€ que pone en jaque el futuro de Teyoland.

Teyoland frontal

Malas noticias para la ciudad de Valencia. Todos recordamos la gran acogida que tuvo Teyoland cuando nombraron la apertura de esta enorme superficie de muebles y complementos para el hogar. Teyoland buscaba competir contra Ikea, ofreciendo productos cien por cien valencianos y a unos precios ajustados a la crisis económica del sector, sin embargo los pronósticos se arruinaron en menos de seis meses de funcionamiento y la empresa tuvo que echar el cierre en noviembre de 2013. Eso también lo recordamos.

Pese a los catastróficos datos recabados, la firma quiso mostrar esperanza y aseguró su reapertura a principios de 2014, con una remodelación total de su plantilla, de su oferta y de sus precios. Parecía decidida a triunfar en una segunda oportunidad que no ha llegado todavía y que, en vista a las últimas noticias, tampoco llegará. Y es que Feria Valencia, el mismo recinto donde se instalaba Teyoland, ha demandado por desahucio a la compañía, alegando una deuda acumulada de cuatro meses de alquiler que asciende a 300.000 euros.

La compañía valenciana se ha visto obligada a ganar tiempo solicitando el preconcurso de acreedores, con el fin de aplazar las reclamaciones de los afectados. Con este panorama, trata de volver a levantar cabeza en una carrera contrarreloj en la que sabe que la Ikea valenciana le comerá el territorio cuando abra sus puertas en Alfafar este mismo año. Al fin y al cabo, Teyoland ya tuvo su primera oportunidad, con sus campañas y promociones en las redes sociales, y su catálogo de productos españoles, una oportunidad que no logró seducir a sus clientes y la duda se cierne sobre si podría conseguirlo esta vez.

Los accionistas no tuvieron entonces más elección que retirar a su fundador, José Ignacio Tello, de la dirección de la compañía para tratar de sacarla adelante. Junto con el director acabaron más de 200 trabajadores en la calle que todavía siguen reclamando sus puestos, esperanzados en esa posible segunda inauguración del negocio. Pero por el momento, parece bastante difícil que volvamos a ver brillar el cartel de Teyoland en uno de los cuatro pabellones de la Feria de Valencia. Tendremos que esperar a la apertura de Ikea y a la tramitación judicial abierta contra la compañía para poder determinar de una vez por todas cuál será el final de este sueño valenciano del mundo del interiorismo.

Vía: El Diario CV

Foto: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...