Xhibitionist, un yate con apariencia de automóvil para vivir con todos los lujos

Eduard Grays crea un yate de lujo para vivir que dispone de paneles solares para energía, helipuertos o sala de fiestas

El diseño de este yate parece sacado de una película de ciencia-ficción, sin embargo, se trata de una creación real del diseñador sueco de automóviles Eduard Gray.

Se trata de una embarcación de 75 pies de largo que cuenta en su interior con casi todo lo que se pueda desear sobre el agua. Con un precio incalculable, esta joya solo puede estar al alcance de unas cuantas personas tan ricas como excéntricas.

El yate Xhibitionist cuenta con un amplio sistema de paneles solares para el autoabastecimiento, dos helipuertos, un enorme garaje y un espacio destinado a conciertos que lo hace el lugar perfecto para las fiestas más elitistas. Con un diseño muy inteligente y una gran diversidad de aplicaciones reales, modernas y útiles, esta embarcación es una gran herramienta diseñada para cumplir una gran cantidad de roles distintos.

Más allá de su nombre y apariencia poco convencionales este yate está inspirado en las tradiciones de navegación más antiguas con el deseo de reavivarlas e integrarlas en un ambiente de ultramodernidad como el que muestra su diseño. En este sentido, se puede observar una configuración de trimarán en el casco para buscar con ello la máxima estabilidad.

El Xhibitionist cuenta con un diseño de líneas innegablemente ligadas a la automoción que no son más que una prueba de los grandes logros conseguidos por su creador Eduard Grays en el terreno de los coches de lujo. Así, una de las primeras reacciones al observar el gran yate creado por Grays es compararlo con un coche y pensar en él como un verdadero vehículo para rodar sobre el agua.

La gran capacidad de adaptación del Xhibitionist permite darle usos muy diversos. Desde una gran zona de exposición exclusiva hasta un centro de reuniones o una sala de fiestas. Todas las actividades de más alto nivel se encontrarán bien acogidas dentro del diseño con influencia Art Nouveau de la sala de exposiciones principal y el refinado estilo de todos los espacios individuales que la completan.

El sol es uno de los principales aliados del Xhibitionist ya que proporciona energía a la pequeña central eléctrica situada en la popa. Los más aficionados a la ingeniería quedarán maravillados por el sistema de propulsión híbrido que mueve el yate con una gran eficiencia casi incomparable en este tamaño de embarcación.

Vía: Gray Design

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...