Colores para habitaciones con poca iluminación

Las habitaciones con poca iluminación se han pintado habitualmente de color blanco, pero existen otras gamas de colores que proporcionan ese extra de luz y también aportan color a la estancia. Los tonos terrosos, los colores fríos en gama pastel, el verde claro o los colores cítricos encajan en las habitaciones con poca luz natural.

Habitacion pintada

Las habitaciones con poca iluminación pueden ser un reto a la hora de plantear una gama de colores que se utilicen en la decoración en la que el color blanco no sea el protagonista. Si bien es cierto que este color neutro porta más luminosidad a las habitaciones, existen otras gamas cromáticas que contribuyen a contrarrestar la falta de luz natural y aportan al mismo tiempo un toque de color.

Colores brillantes

Las habitaciones oscuras pueden pintarse con colores brillantes para conseguir un espacio más alegre siempre y cuando exista una fuente de luz natural que permita reflejar los tonos; si la habitación no tiene una ventana, estas tonalidades deben descartarse porque crearán una sensación de agobio. El naranja, amarillo intenso o verde limón son estupendos para iluminar habitaciones para niños o estancias para adultos. Una opción más discreta si no se quiere apostar por una habitación de colores vibrantes consiste en aplicar el color usando la técnica de ‘la pared característica’.

Colores fríos en tono pastel

Los colores suaves como el lila, el azul celeste o el rosa pastel crean la sensación de espacio abierto en las habitaciones donde se aplican, combinando a la perfección en espacios para adultos o para niños. El rosa pastel o el lila son indicados para dormitorios de niños pequeños; mientras que los adultos encuentran en el color lavanda los mejores aliados para iluminar sus habitaciones o los cuartos de invitados. El azul celeste es un color muy relajante, que también crea un aura de serenidad entorno al lugar.

Verde claro con toques blancos

Las tonalidades de verde claro, con grandes dosis de blanco en la decoración consiguen crear una sensación de serenidad y alegría en una habitación con poca iluminación natural. Una forma elegante de iluminar una estancia común consiste en pintar una pared de color verde pastel usando la técnica de ‘la pared característica’ y el resto en un color blanco; también se puede pintar toda la estancia pero rebajar el color utilizando elementos de decoración como floreros, sábanas o cortinas en blanco.

Tonalidades neutrales

Los colores neutros son las tonalidades más indicadas para los espacios con una iluminación escasa, ya que crean sensación de amplitud y luminosidad. El canela, el beige, el coral y los tonos tierra son los colores indicados para espacios con una decoración moderna o básica, así como para los dormitorios de los adultos o habitaciones de invitados. La decoración de estos espacios debe combinarse con otros tonos como el blanco, negro y el color cereza para dar contraste y personalidad a la estancia.

Imagen: Qole Pejorian

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 2,25 de 5)
2.25 5 4
Loading ... Loading ...