¿Cómo combinar el gris en las paredes para un efecto sofisticado y elegante?

Si eres de los que adoras las combinaciones con blancos y negros, pero temes al gris en las paredes porque tiende a hacer la habitación más oscura, deberías considerar los consejos que te damos a continuación.

color gris

Las tendencias que combinan el blanco y negro en la decoración siguen estando a la última. Sin embargo, es cada vez más frecuente como el gris se cuela entre ambos tonos haciendo que el contraste pierda intensidad y la gane la combinación entre tonos medios. Aún pese a que es una buena idea el uso de esta tonalidad en esos ambientes, e incluso en muchos otros, son muchas las personas que temen pintar las paredes de gris por la tendencia de este color a oscurecerlo todo.

En realidad, el gris oscurece el ambiente a diferencia de los tonos blancos, beige o más cálidos que tienen a darle luz al lugar. Pero que oscurezca por sí mismo no implica que no puedas aprovecharte de él a la hora de conseguir un ambiente sofisticado, chic y luminoso. A continuación te damos algunos trucos que te servirán de ayuda si temes poner el gris en las paredes pero estás ya decidido a hacerlo. También te serán útiles en caso de que todavía no te convenza la idea, porque de verdad sí que se puede tener un interior con las paredes en tonos grises sin que sea oscuro.

Cómo conseguir iluminar las paredes grises

  1. Aprovechar la luz natural: la luz natural de las estancias puede ser perfecta para lograr mitigar el efecto natural del gris. Cuidado con tapar esas fuentes de luz.
  2. Apostar por poner varias lámparas en la estancia: las lámparas son un objeto de decoración ideal si eliges modelos decorativos de suelo y mesa que te pueden ayudar a iluminar esa habitación que deseas de este tono.
  3. Elegir complementos en tonos blancos y luminosos: los complementos decorativos
  4. Seleccionar cortinas y alfombras -si las hay- en tonos claros: todo lo que tenga que ver con los complementos más grandes y llamativos de la estancia debe estar en tonos claros o en estampados donde predominen estos. De lo contrario, conseguirás que el efecto de un gris poco luminoso predomine.
  5. Apostar por decoración de pared a contraste: si eliges decoraciones de pared que contrasten en tonos claros lograrás aportar a la estancia esa luminosidad que querías sin tener que renunciar al gris como color de tus paredes.
  6. No utilizar en suelos demasiado oscuros: si el color de tu suelo es demasiado oscuro y quieres utilizar el gris en tus paredes es muy probable que el resultado no sea el que te esperas en cuanto a luminosidad. Si sigues convencido de ello te recomiendo elegir un gris blanquecino.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...