Diferentes técnicas para pintar

En algunas oportunidades tenemos ganas de darle un nuevo aire a nuestros ambientes, a traves de la pintura. Es por eso que además de los colores, uno puede elegir distintas técnicas para pintar y decorar nuestras habitaciones.La buena noticia es que las mayorias de estas técnicas son de fácil elaboración, razón por lo que nosotros mismos prodremos realizar la tarea.

Técnicas para pintar

Técnicas para pintar

No siempre cuando decidimos pintar nuestras paredes, muebles o puertas, lo queremos hacer de una manera tradicional. En algunas oportunidades tenemos ganas de darle un nuevo aire a nuestros ambientes, a traves de la pintura. Es por eso que además de los colores, uno puede elegir distintas técnicas para pintar y decorar nuestras habitaciones.

La buena noticia es que las mayorias de estas técnicas son de fácil elaboración, razón por lo que nosotros mismos prodremos realizar la tarea.

A continuación conoceremos cada una de las técnicas y su uso.


Técnica del salpicado: Esta es una técnica muy simple de realizar. Para pintar nuestras paredes con dicha técnica solo tendremos que mojar un pindel en la pintura elegida, arrastrar la yema del pulgar sobre el cepillo, y golpear sobre otro que esté seco hacia la pared que quieres dejar salpicada

Técnica del punteado: En este caso el objetivo es el de pintar la superficie con un color base, mientras que sobre el mismo, colocaremos otro que contraste, con la ayuda de un cepillo de puntear.

Técnica del esponjado: En alguna oportunidad ya hemos hablado independientemente de esta técnica. Se trata de una técnica en la que debemos pintar la superficie y trabajar sobre ella cuando todavia este seca. Lo haremos con una esponja humedecida , aplicando ligeros golpecitos sobre la pared.

En algunos casos también se puede pintar la pared, dejar secar, y posteriormente, con otro color de pintara, trabajar sobre la superfice seca con la ayuda de una esponja.

Técnica del craquelado o cuarteado: En esta técnica la primer tarea es la de cuartear la pintura, lo que conseguiremos al utilizar dos pinturas o barnices con diferente disolvente, es decir, una acrílica y otra grasa.

Luego tendremos que aplicar el color base y uno de los barnices cuando el otro este seco. Notaremos que a medida que pasa el tiempo, la pintura se va cuarteando.

Técnica del Marmoleado: En comparación con las anteriores técnicas, esta puede ser considerada una de las más dificiles. En este caso tendremos que pintar una superficie de un color liso y pasarle suavemente un trapo, con el objetivo de que la pintura no quede uniforme. Luego, encima de la superficie tendremos que dibujar líneas irregulares que se asemejen a las vetas del mármol, con la ayuda de un pincel fino.

Las lineas de las que hablamos tendremos que difuminarlas con una brocha llamada difumino o con una pluma de ave.

Técnica del trapeado: Se trata de una técnica muy semejante a la del esponjado. La diferencia radica en que en lugar de utilizar una esponja, tendremos que usar un trapo. Conciste en colocar una segunda mano de pintura con el trapo sobre la base ya seca.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...