Ideas originales para decorar una pared

Descubre algunas ideas interesantes y originales para destacar las paredes del hogar y crear decoraciones llamativas, desde la colocación de paneles de madera o paredes de pizarra, hasta la utilización de pósters y papel tapiz.

papel

Entre las nuevas tendencias que vamos encontrando en decoración, este año sigue triunfando lo de hacer destacar una pared del resto de la vivienda. Lo hemos visto con muchos ejemplos porque son muchas las alternativas que tenemos a la hora de crear esta distinción. Se trata de seleccionar la pared más acertada del hogar, bien por su tamaño, por su ubicación o por su relevancia, y ofrecerle todavía un mayor protagonismo para convertirla en el ángulo de nuestra decoración. Veamos pues cuáles son las distintas formas que existen para conseguir este toque rompedor en interiorismo:

Paneles de madera: elegancia pura

Esta primera idea decorativa es un clásico en el hogar. Se remata una pared colocándole delante todo un panel de madera que la cubre de parte a parte. Para ello, seleccionaremos siempre la tonalidad de la madera más adecuada según la decoración envolvente, el espacio y la luminosidad del lugar. Es la forma más elegante de conseguir una pared única en casa, que transmita mucha calidez. El grosor del panel también debe valorarse en este caso.

Pizarra: arriesgado, pero original

El material de pizarra nos ha dado grandes ideas de decoración y lo hemos visto en paredes tanto para habitaciones como para cocinas o salones. En este caso, no jugamos con la elegancia, sino con la doble función de la pared, ya que podremos escribir con tiza sobre ella y personalizarla con frases chulas, o emplearla como lugar de notas importantes. Es otra forma de hacer destacar una única pared del hogar, pudiendo contratar incluso a algún ilustrador que nos haga una imagen, retrato o dibujo original con tiza para cubrir todo el mural. En cualquier caso os recomiendo que no utilicéis este recurso para una pared muy grande, ya que el color negro de la pizarra podría resultar cargante en exceso y algo claustrofóbico.

pizarra

Pósters: una decoración friki pero convincente

¿Quién no ha tenido alguna vez en su habitación un póster de sus ídolos? Aunque este tipo de decoración nos recuerde a nuestra adolescencia y lo asociemos más bien con las habitaciones juveniles, no debemos descartarlo para destacar una pared central en el salón, el recibidor o el pasillo. Existe una gran variedad de temáticas, entre ellas paisajes naturales, imágenes de detalle, lugares populares o escenarios célebres del cine o la televisión que pueden resultar ideales para algún ambiente del hogar. En este caso, también hablamos de pósters gigantes que ocupen toda la pared, convirtiéndola así en centro de atención. Entre las ventajas de este tipo de decoración podemos destacar que es fácil de colocar y barato de adquirir; pero, entre las contras, debemos tener en cuenta que pueden aparecer burbujas de aire con el tiempo y que la imagen puede ir perdiendo su brillo. Con todo, no deja de ser una opción muy válida para hogares de estilo juvenil y desenfadado.

Cuadros de arte en formato extragrande

El arte suele ser la decoración típica de cualquier pared, expresado a través de cuadros, tapices o murales, en los que puede estar representada alguna obra clásica o algún escenario famoso. Otra forma de hacer destacar una pared, es colocando una de estas piezas de arte en formato XXL, de forma que ocupe todo el centro. Eso sí, intenta que el color de fondo de la pared sea de tonalidad neutra para no restarle atención al cuadro. ¡Haz de tu pared, una pared estrella!

cuadro

Jardín vertical: salvaje y natural

Entre las últimas novedades en decoración, encontramos esta nueva forma de introducir la naturaleza dentro de casa. Se trata de cuadros vegetales con profundidad que permiten incorporar dentro todo un mosaico de plantas naturales, perfectos para colocar en una gran pared y disfrutar de un efecto salvaje, romántico y llamativo. Sin duda es una decoración atípica que además permitirá disfrutar de su propia evolución, ya que las plantas crecen a través de un sistema automático de riego y veremos nuevas flores y colores con el paso del tiempo.

Papel pintado o tapiz, ¡lo más recurrido!

Los papeles pintados, vinilos o papeles tapiz son la otra alternativa al póster que nos aseguran una mayor calidad, una mayor amplitud de imágenes y temáticas, así como una mayor duración. Todo ello se traduce en un mayor coste a la hora de comprarlo, pero merece la pena valorar esta interesante opción, especialmente teniendo en cuenta las grandes novedades que se van incorporando en esta área y que dan lugar a papeles pintados originales chulísimos para el hogar. Cabe decir que en el caso del papel tapiz es mucho más fácil de colocar y quitar, pudiendo moverlo de pared con mayor frecuencia, sin perder calidad en su imagen.

Hasta aquí algunas de las ideas que os podrían inspirar para redecorar vuestras paredes del hogar. ¿Qué opción os ha gustado más?

Foto: pizzarra , papel y cuadro vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...