Los Esquemas de Colores en la Decoración

Los tres esquemas necesarios para elegir los colores en una decoración de interiores, triadas y colores neutros

Al momento de elegir los colores para pintar y decorar nuestra casa, tenemos que tener en cuenta las nociones básicas del color. Saber que los colores influyen en el estado de ánimo, las proporciones en las que se perciben el tamaño de los ambientes en que se aplican, además de modifican los estilos, e innumerables cambios que iremos observando al momento de decorar una estancia.

Primero antes que todo deberíamos explicar que es el color. El color es una percepción de las distintas hondas emitidas por la luz, y que rebotan sobre los objetos que son iluminados, formando infinidad de colores, de los cuales nuestros ojos tienen la capacidad de percibir alrededor de 10000 tonalidades distintas.

Para ordenar los colores utilizamos el círculo cromático, una gráfica en forma de rueda donde se puede observar una escala de tonos pasando por los colores primarios como el azul, rojo y amarillo, y secundarios tales son el verde, naranja y violeta. Esta disposición que ocupan los colores en la rueda o círculo cromático es importante para clasificarlos y diferenciar las posibles combinaciones.

El esquema de contrasteFoto de Decor8 en Flickr
Viendo el círculo podemos decir que dos colores son complementarios cuando se encuentran opuestos o enfrentados, un ejemplo común es el amarillo y el violeta. De aquí nace un esquema en la decoración llamado esquema complementario o de contraste. Es decir que se suelen elegir colores opuestos en el círculo cromático para pintar las paredes, para los complementos decorativos como los son jarrones, floreros, mantas. También para los muebles, alfombras, cortinados, etc.

Este esquema es una decisión muy arriesgada, es muy fácil provocar un contraste no muy agradable, agobiante a la vista, si no se lo sabe aplicar, o no se lo a estudiado en detalle. Aunque en tonos pasteles de los colores elegidos puede resultar muy agradable. También para acompañarlo se suelen agregar otros tonos como el blanco, beige que realzan los colores y generan cierta armonía agradable. Los colores no necesariamente deben ser aplicados en las paredes en iguales proporciones. Lo mas común es pintar de un color violeta o lila las paredes, y usar complementos de su complementario, el amarillo.



Recuerde que los colores complementarios que elija pueden ser cualquiera pareja que se encuentren enfrentados en la rueda o circulo cromático.

El esquema armónico
El segundo esquema a conocer es el esquema armónico, y los colores que utiliza dicho esquema son tonos análogos en el círculo. Los colores análogos son los que se encuentras próximos o adyacentes en la rueda, un ejemplo puede ser el verde y el amarillo, pero también nace la duda en saber cual verde y cual amarillo de los miles que podemos observar. Pues solemos llamar análogos a los colores que se encuentren separados hasta 120 grados en el círculo cromático, lo cual es igual a una tercera parte del mismo. Entonces el análogo del verde puede ser un verde limón, un poco mas amarillento que el anterior, también el amarillo puro, e inclusive un anaranjado como limite máximo.

Fotos de Decor8 en Flickr

En un esquema armónico se pueden usar ambos colores en las paredes, como mencioné en el esquema de contraste, y en los complementos. Es una opción menos arriesgada que la anterior. Recuerde que antes de elegir el color puede utilizar un software de diseño de interiores o un simulador de ambientes para observar los resultados de los tonos que a elegido para su hogar.

El esquema tonal
Y por ultimo queda presentar el esquema tonal o monocromático. Es la decisión menos arriesgada en cuanto a los colores a elegir. Una decoración de un esquema tonal posee variaciones mas o menos oscuras de un mismo color, por lo que se podrían incluir celestes y diversidad de azules en las paredes, complementos, muebles y telas de una estancia. Si no se usan tonos marcadamente distintos puede resultar monótono.

Triadas o tríos de colores
Otra posible combinación de colores son las triadas, donde se aplican tres colores distintos (no diversas tonalidades de un mismo color) logrando agradables y juveniles efectos que pueden dar vida a cualquier estancia de nuestra casa.

Una de las triadas de colores posibles es llamada de complementos divididos, la cual se logra usando un color y los adyacentes o los que se encuentran en ambos lados del complementario del primer color, un ejemplo claro seria elegir el violeta y los adyacentes de su complementario, un amarillo anaranjado y un amarillo verdoso.

Una combinación muy arriesgada en la es la de un trío armónico por el contraste entre los tres colores que los componen. Para identificar un trío armónico en el circulo cromático se traza un triangulo equilátero en este, donde cada uno de sus vértices seña los tonos miembros del trío. Es decir que se trata de colores equidistantes en la rueda. La triada mas común es la formada por los colores primarios, el amarillo, azul y rojo, bastante vibrante pero muy utilizada en salas de juegos infantiles.

Los colores neutros
Existe también una variedad de colores que no es incluida habitualmente en los esquemas pero que lo acompañan bastante bien, y además son muy utilizados. Entre los colores neutros se pueden incluir el negro, variedad de blancos, cremas, variedad de colores muy cercanos al gris pero con cierto matiz, y el denominado el rey de los neutros, el beige. Estos colores expresan mucha elegancia y calma por sí solos, pero también acompañan muy bien a los diversos colores que se puedan elegir en un esquema, y es mas, se puede decir que son infaltables.

Solo por describir algunas de las características del blanco el gris y el negro, podemos mencionar que el primero acompaña muy bien en un esquema de contraste a los colores elegidos, y por sí solo ilumina las estancias. El segundo puede ser intermediario entre el blanco y negro aplacando el contraste y armonizando ambientes con colores vibrantes sin modificar las propiedades del color. Y por último el tercero, el negro, no es muy utilizado en las paredes, pero si en los complementos, muebles o tapizado, combinando con otros neutros y la mayoría de los colores, generando ambientes elegantes y serenos.

Recuerde que para lograr una buena decoración debe tener los conocimientos teóricos básicos, y estos detallados anteriormente son sumamente necesarios para obtener lo efectos pretendidos. Una vez que elija los colores según algún tipo de esquema, o los colores necesarios para un estilo determinado, recuerde pre-visualizar el resultado final que se puede lograr. Una gran ayuda son los programas simuladores de ambientes e inclusive los simuladores en línea que se suelen encontrar en diversos sitios web de la red.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...