Pintura aromática

A la gama de pinturas disponibles en el mercado debemos agregarle un tipo de pintura que se presenta como una atractiva solución para las habitaciones que deben ser pintadas y habitadas al instante. Esta opción es la llamada pintura aromática, la cual desprende aromas de flores y frutas.

A la gama de pinturas disponibles en el mercado debemos agregarle un tipo de pintura que se presenta como una atractiva solución para las habitaciones que deben ser pintadas y habitadas al instante. Esta opción es la llamada pintura aromática.

Pintura aromática, una atractiva opción

Con este tipo de pintura desaparecen los inconvenientes que presentan las pinturas clásicas, las cuales se caracterizan por fuertes olores que impiden que uno pueda instalarse de forma inmediata en la habitación pintada. Lejos de ello, las pinturas aromáticas desprenden aromas atrayentes como pueden ser los aromas que irradian las frutas o las flores.

La fragancia de la pintura está íntimamente relacionada con el color del producto. A modo de ejemplo podemos encontrar que la pintura amarilla tiene aroma a plátano, vainilla o a limón; la pintura color rojiza o anaranjada tiene olor a melocotón; la pintura color granate posee olor a cereza; e incluso hay pinturas que imitan el aroma a la menta y otras que simulan la fragancia de las rosas o las lilas.

Este tipo de pintura se encuadra en las pinturas plásticas, lo que significa que está compuesta por una resina sintética vinílica o acrílica emulsionada en agua. Por esto mismo, además del aroma particular que caracteriza a la pintura aromática, debemos añadirle los beneficios que tienen de por sí las pinturas plásticas. Otro dato interesante es que podemos aplicarla a todo tipo de superficies, tales como ladrillos, yeso, escayola, cemento, pladur y fibrocemento, entre otros.

Otros de sus atributos favorables son los siguientes: tienen un secado muy rápido, son pinturas lavables, y su nivel de toxicidad es nulo.

¿Cuánto dura el aroma?

Cuando uno comienza a interiorizarse en esta pintura cree que el aroma perdura por mucho tiempo. Aquí, lamentablemente, debemos ser sinceros. La fragancia de la pintura aromática no es eterna, perdura por unos varios días pero no más que ello. La esencia radica en que no tiene el olor fuerte de las otras pinturas, haciendo que uno pueda habitar casi de forma inmediata la habitación pintada con la misma.

La duración del olor dependerá, básicamente, de la cantidad de pintura utilizada, la intensidad de la fragancia y la ventilación propia de la estancia que se esta pintando.

Sin duda alguna, una excelente opción para pintar oficinas, locales y habitación de niños.

Via│Consumer
Foto│Olga.palma

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...