¿Cómo puedo ahorrar al reformar mi piso? Piensa a corto y a largo plazo

Las renovaciones del hogar siempre conllevan gastos, pero se pueden reducir tomando en cuanto algunas consideraciones que se explican a continuación. No pierdas ocasión de ahorrarte algo de dinero en tus reformas.

Ahorra al reformar tu piso

Ya sea que te mudes a una nueva vivienda y desees adaptarla a tus necesidades, o pienses modernizarla antes de venderla, puede que llegue a tu mente la siguiente pregunta: ¿Cómo puedo ahorrar en las formas? Aunque no lo creas, pensar a corto y a largo plazo es la mejor solución. Si cuentas con tiempo libre y disposición, puedes realizar la renovación tú mismo.

Entre el cielo y el Internet no hay nada oculto, así que encontrarás decenas de tutoriales con el paso a paso para pintar tus paredes, cambiar las cerraduras, fabricar un mueble o instalar un suelo. Pero si la mano de obra no es lo tuyo, todavía puedes reducir gastos desmontando las piezas dañadas para que los obreros trabajen.

Ahora o después ¿Cómo ahorrar en las reformas?

Si has adquirido un domicilio de segunda mano, debes evaluar si requiere algunos arreglos o una reforma general. El momento ideal para hacerlo es antes de ocuparlo definitivamente. Esto responde a dos razones fundamentales: en las reestructuraciones integrales se suele ahorrar más dinero, y resulta más cómodo hacerlo antes de que la vivienda esté amoblada.

Plantea que tu nuevo hogar “crezca contigo”, para evitar rediseños en el futuro. Por ejemplo, si tienes hijos, toma en cuenta que en algún momento crecerán y tendrán sus propias casas, por lo que sería útil aprovechar sus dormitorios para crear una linda sala de recreación o una oficina, en vez de tener que construir una desde cero.

En este sentido, anotar es la clave. Puntualiza lo que realmente deseas. Conforme te presenten presupuestos, es posible que el contratista vea otros elementos que no has contemplado y el precio final aumente. Debes definir con precisión qué asuntos son prioritarios para evitar un gasto mucho mayor.

Una manera de economizar, nada despreciable, es esperar a que la reforma incluya varias cosas. Puede que no estés de acuerdo, pero lo cierto es que una obra mayor siempre será mucho más económica, que varios arreglos pequeños cada vez. Incluso, tendrás tiempo para enfocarte en reunir fondos para ese proyecto.

Uno solo no basta

Es importante que al iniciarte en el proceso de reformar tu piso pidas varias cotizaciones, tres como mínimo. Y no se trata de que apruebes el presupuesto más barato, pues debes considerar las garantías que te ofrecen, el servicio prestado, los materiales elegidos y los lapsos de entrega, pero necesitas distintas propuestas para definir la mejor.

Si te encuentras en España, la variación entre un presupuesto y otro puede alcanzar los 10.000 euros, aunque a veces no tiene justificación alguna. Conviene que consultes referencias con otros clientes que también hayan contratado a las empresas a las que solicitaste costes.

Por otra parte, debes saber que un precio competitivo no necesariamente indica que los trabajos serán de mala calidad. Algunas compañías de construcción arman paquetes especiales si deben trabajar con altos volúmenes, pues cuentan con una amplia lista de proveedores, o son fabricantes.

Por último, pero no menos importante, no olvides revisar las letras pequeñas. En el presupuesto final que aceptes, debe haber una cláusula que especifique las obligaciones de la empresa en caso de incumplir los plazos de entrega. Asimismo, debes verificar que el presupuesto esté correctamente desglosado.

Estudia tus alternativas

En la actualidad, es posible reformar o darle una nueva luz a un espacio sin requerir trabajos mayores. Puedes invertir en un revestimiento con vinilo, pintar azulejos, instalar papel resistente o colocar pintura anti-humedad para cuidar tus paredes. Aunque son soluciones temporales, sirven para retrasar una reforma mayor hasta que tus ingresos te lo permitan.

Antes de tomar la decisión de cambiar tu casa, lo primero es proyectar. Ya sea que lo hagas ahora mismo o en unos años, es fundamental estudiar tus requerimientos con un profesional especializado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...