Cómo transformar tu casa de ciudad en un hogar silencioso

Los ruidos de la ciudad resuenan también dentro de las viviendas, para mantenerlos afuera es necesario tomar algunas medidas para insonorisar la casa, pensar en cambiar ventanas y reforzar paredes podría minimizar el problema

Aislar tu hogar de los ruidos

El rugido de los motores de los coches, los cornetazos, la música que sale de algún bar cercano, en general, el ruido de la vida de la ciudad puede ser bastante molesto cuando la casa o el apartamento está cerca de una avenida principal o en alguna calle un poco agitada, por ello aquí mostramos algunos secretos para blindar la casa contra este tipo de perturbaciones propias de una urbe.

Aunque quizá no puedas impedir que el ruido proveniente de la calle se cuele dentro de tu casa, con algunos cambios podrás, al menos, disminuirlo de manera sustancial y hacer que tu hogar tenga un ambiente más silencioso y agradable para descansar, trabajar, estudiar, conversar tranquilamente con amigos o familiares o incluso ver tu serie favorita sin necesidad de aumentar el volumen.

Ventanas para aislar el ruido

Para insonorizar la casa no sólo basta con pensar en las paredes, las ventanas son una entrada fácil de los sonidos exteriores, así que lo primero será invertir en colocar una ventanas especiales que permitan bloquear lo máximo posible el ruido. Hasta que no se haga este cambio será inútil colocar aislantes en los muros o paredes.
Las ventanas abatibles son una excelente opción si deseas insonorizar tu casa, prioriza éstas antes que las corredizas para tener más silencio en tu vivienda y asegúrate de colocar un buen sistema de perfiles, esto determina el nivel de hermeticidad de la ventana, mientras más preciso sea el cierre entre el marco instalado en la pared y la hoja que soporta el vidrio, menos ruidos llegarán al interior de la casa.

Además, para garantizar un buen aislamiento acústico no olvides escoger un vidrio de un espesor considerable, puede ser de 6 milímetros o más. En cuanto a los materiales, lo recomendable es elegir el PVC que amortigua las ondas sonoras mucho más que la madera o el aluminio.

Minimizar el ruido interior

A veces los ruidos no sólo vienen de afuera sino que también dentro de la casas, si es así puedes optar por cojines y los tapizados de tela, así como cortinas y alfombras que absorben las ondas de sonido. Mientras que el fieltro en las patas de las sillas y muebles reducirá el roce o choque que pueda producirse al moverlos o rodarlos.

También se puede pensar en colocar una capa aislante sobre el parquet  para eliminar las resonancias de golpes y pasos y en poner un fondo musical cuando estén encendidos electrodomésticos como la lavadora o el lavavajillas, aunque se puede invertir en electrodomésticos que funcionen con brushless, es decir, con un motor sin escobillas, que son casi insonoros debido a que no existen roces en su sistema.

Otra alternativa es colocar estanterías, que además de ofrecer un espacio para decorar y ordenar libros, almacenar objetos, funciona a la vez como un aislante acústico. Si lo colocas en la pared servirá para insonorización la pieza de al lado. No olvides mantener las tuberías que muchas veces son el origen de ruidos molestos

Si el ruido proviene del departamento de al lado, lo mejor será colocar un aislante sobre la pared que compartas con el vecino ruidoso, regularmente se utiliza paneles de yeso o de corcho. Si el problema viene de arriba, un techo raso puede hacer imperceptibles los muebles que se rueden en el apartamento del piso superior.

Entre los métodos que combinan la practicidad y la economía para aislarse del vecino destacan las placas machihembradas de poliestireno extrusionado, elige las de 3 centímetros de grosor para garantizar la insonorización y fíjalas directamente en la pared o el techo.

Otra solución práctica es usar una pintura especial, esta regularmente contiene látex y agua, además de microesferas y resina que minimizan unas tres veces el sonido, en el mercado existen diversas marcas y lo mejor es que no produce olores fuertes y seca rápidamente.

El Insoplast es otra salida, su composición de betún modificado con elastómeros permite tanto la insonorización como el aislamiento térmico, es impermeable y resiste las altas temperaturas y las bajas también. Se puede usar en techos y en las paredes y se pega directamente sobre la superficie gracias a un lado autoadhesivo.

Al menos en uno de cada 5 hogares españoles se reportan molestias por ruidos provenientes de los vecinos o del exterior. En algunas regiones como Ceuta unas 2 familias de 5 se quejan de ambientes bulliciosos, según informaciones que ha levantado el Instituto de Estadística (INE). Estos datos colocan al país de primero en la lista de los más ruidosos de la Unión Europea.

Estudios revelan que niveles de ruido por encima de 80 decibelios están ligados al comportamiento agresivo y al decrecimiento del comportamiento de solidaridad y según lo que aconseja la Organización Mundial de la Salud (OMS) el ruido en el hogar no debe superar el tope de 65 decibelios durante el día y los 55 decibelios durante la noche.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...