Cómo vivir cómodamente en un espacio pequeño

Vivir en un espacio pequeño siempre es un reto pero con un poco de organización y algunas modificaciones se podrá convertir un estudio en un lugar bastante cómodo y acogedor.

Claves para hacer más confortable tu pequeño apartamento

Cuando se vive en un estudio, el aseo de la casa no da mucho trabajo y no hay que desplazarse mucho para ir de una pieza a la otra, sin embargo, a la hora de poner en orden las cosas habrá que ser muy meticuloso y equiparse con el material necesario para que la pequeña vivienda no se convierta en un desastre y para que cada centímetro esté bien utilizado.

Un estudio es una buena opción para los estudiantes o solteros que prefieren tener una buena ubicación en el centro de la ciudad en lugar de irse en las afueras de la urbe y hacer largos desplazamientos en transporte público o en coche para llegar a su destino.

Se puede tener una casa espaciosa pero sin planificación puede tornarse incómoda y poco confortable con muebles y objetos puestos arbitrariamente, por ello lo fundamental no es el número de metros cuadrados sino establecer un plan de prioridades. En este sentido, para hacer del pequeño estudio un lugar cómodo y agradable, sin sobrecargarlo, es importante elegir lo imprescindible.

Al mudarnos a un estudio se debe pensar en fusionar espacios que aparentemente no compartan el mismo objetivo y reservar una mayor dimensión para el sitio que más se usará.

Muebles grandes

Es vital pensar en los muebles que se colocarán. En principio se sugiere que sean pocos y al contrario de lo que generalmente se concluye, se sugiere un mobiliario de grandes dimensiones que se disimule con las paredes, con el fin de evitar perturbaciones visuales y generar un sensación de amplitud.

No hay que olvidar que también se puede aprovechar el espacio hacia arriba. Si la altura del estudio que se habitará es de al menos 3 metros y medio es factible la instalación de un altillo para acondicionar un pequeño dormitorio y seguir teniendo espacio disponible para otras actividades.

Eliminar falsas paredes o divisiones que se hayan colocado en el espacio, lo mejor será prescindir de todo lo que obstaculice el flujo natural de la luz y evitar que se transmita una visión de encerramiento que produzca una sensación de claustrofobia.

Si se quiere crear pequeñas zonas entre piezas, una biblioteca modular entre el dormitorio y la sala puede funcionar, servirá para almacenar libros u objetos y no afectará la iluminación porque los módulos abiertos permitirán el paso de la claridad.

Tanto la luz natural como la artificial juegan un rol importante para que se emita una imagen más amplia de los espacio. Si en la casa entra la luz del sol una decoración de colores claros que la ampliarán y tendrá un efecto más agradable a la vista.

Mientras que las lámparas que se proyecten instalar deben ser ubicadas de tal forma que no creen sombras y repartan su brillo de manera homogénea. Deje a un lado las de pie y opte por las de techo o apliques.

Soluciones modestas

Si no dispones de un presupuesto para hacer modificaciones más o menos profundas al estudio, lo recomendables es tomar opciones más modestas al alcance de tu mano como las que te mostraremos a continuación. Éstas también te ayudarán en la organización del espacio y te permitirán ahorrar algunos metros.

En lugar de invertir en un mueble de grandes dimensiones, opta por un mobiliario ligero que tenga rueditas para que lo puedas desplazar y transformar la distribución rápidamente según las necesidades de cada momento.

En un estudio es vital pensar en muebles que tengan doble función por ello una cama que pueda transformarse en canapé sería interesante para ahorrar espacio.

Para aprovechar al máximo cada metro, una solución es un estante vertical donde puedas meter los zapatos, también necesitarás cajas de plástico si pretendes usar espacios como la parte inferior de la cama o el interior de un sofá o canapé para guardar ropa que esté fuera de temporada y protegerla contra polvo e insectos.

La solución a la hora de comer si tienes invitados será una mesa plegable, ocupa muy poco espacio cuando está doblada y cuando se abre se expande para que todos puedan disfrutar cómodamente de la comida, además, algunas cuentan con un espacio para almacenar.

En la cocina será útil un pequeño carrito con ruedas para almacenar especies, condimentos o lo que utilices cotidianamente, también podrás trasladarlo al baño para colocar toallas y productos de aseo personal, otra opción guardar son las cestas, son prácticas en cerca de la cama, en el baño para almacenar el papel higiénico o cerca de la lavadora para lanzar la ropa sucia.

Un espejo también es un elemento mágico que da la impresión de que se han ampliado las dimensiones, así que pensar en fijar uno a una pared en un costado de un mueble puede ser útil, decorativo y además generará el efecto visual de que se ha multiplicado el espacio.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...