¿Es útil la pintura antihumedad?

La pintura antihumedad es un gran aliado para proteger las superficies que están expuestas y para reparar aquellas en las que se han producido problemas relacionados con el exceso de agua.

humedad

En el mercado existen toda una serie de pinturas específicas con las que puedes conseguir resultados espectaculares en todo tipo de superficies. Sin embargo, también existen algunas concretas que sirven para combatir algunos de los problemas que se dan de manera más frecuente en exteriores e interiores. La humedad es uno de ellos y es por eso que hoy te queremos hablar de las pinturas antihumedad. ¿Son útiles? ¿De verdad conviene utilizarlas? ¿Compensan por el precio que tienen en el mercado con respecto a otros materiales? A continuación lo descubrimos.

Para comenzar, la pintura antihumedad puede utilizarse como refuerzo o protección en zonas en las que habitualmente hay más humedad. Tanto en sitios en los que en el ambiente hay casi siempre una gran cantidad de agua, como en espacios interiores que por su localización acumulan demasiado vaho o acaban teniendo un alto grado de humedad. Aunque si ésta está controlada no debería ser necesaria la pintura específica, sí que es verdad que nunca está de más utilizarla como una barrera protectora extra.

Sin embargo, uno de los usos más habituales de la pintura antihumedad no es como barrera protectora -algo que sí que es cierto que debería popularizarse más-, sino como pintura para reparar aquellas zonas o espacios en los que ha habido filtraciones o problemas con el agua. Como podrías haber imaginado, la pintura antihumedad no hace magia y antes de poder utilizarla sobre las zonas afectadas debes ser capaz de solucionar el problema de raíz. Para ello te recomendamos echar un vistazo a este tutorial de nuestro blog sobre cómo eliminar la humedad de las paredes interiores.

Con respecto al uso de la pintura antihumedad en las zonas que vas a reformar y con las que has tenido problemas hay que decir que no es en absoluto complejo. De hecho, el formato es muy similar al de una pintura habitual y su aplicación se hace de forma idéntica. Eso sí, para que todo salga bien y no aparezcan de nuevo los problemas asegúrate de dar en el clavo con su causa. Si no lo haces, al poco tiempo volverás a notar los problemas porque la pintura antihumedad es capaz de aislar solo en parte pero, por sí sola, no resuelve el problema.

¿Has utilizado alguna vez en tu hogar la pintura antihumedad? ¿Cómo te ha funcionado?

Foto: humedad vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 2
Loading ... Loading ...