Pros y contras de los suelos para el hogar

Los suelos cerámicos, de gres o de madera son los más comunes

El suelo es uno de los componentes más básicos para la decoración de nuestro hogar. Disponemos de una gran variedad de suelos que, a más de crear un ambiente distinto, tienen unos cuidados y unos usos distintos. Si estás pensando en hacer obras en casa y renovar tu suelo, antes de decantarte por uno o por otro conoce sus pros y sus contras.

El parquet es un tipo de suelo para tu casa

El parquet es un tipo de suelo para tu casa

Los suelos cerámicos

La cerámica es un material muy resistente, por lo que es una de las opciones más habituales para pavimentar el suelo. Otra de sus ventajas es que requieren un cuidado mínimo la limpieza de las baldosas y son fáciles de instalar. El lugar de la casa donde vayamos a colocar el suelo cerámico es un factor fundamental a tener en cuenta; ya que los cambios de temperatura , la humedad o el agua pueden estropear el suelo.

Debemos tener en cuenta su grado de resistencia a la erosión, su resistencia al rayado (mínimo de grado 6), el grado de resistencia a los productos químicos si la queremos colocar en el interior. En cambio, si la queremos para el exterior debemos preguntar por la porosidad, la absorción de agua y la resistencia a heladas.

Los suelos de gres

El gres tradicional está formado por una mezcla de pasta cerámica y de esmalte, que le da a la baldosa elegancia y resistencia. A más, nos permite optar por una gran variedad de diseños que casarán a la perfección con la decoración de la habitación que queramos pavimentar con gres. No obstante, debemos distinguir entre el gres tradicional y una nueva variedad llamada gres porcelánico, que solo contiene un único material, natural o pulido, que tiene más resistencia a la abrasión y al rayado.

Los suelos de madera

Los suelos de madera destacan por su calidez y belleza. Y nuestra casa, para estar guapa, también deberá sufrir: la madera es uno de los tipos de suelo más complicado de instalar, requiere cuidados frecuentes y específicos; a más de ser más caro que los materiales cerámicos. Por otra parte, los suelos de madera tienen una propiedad aislante térmico.

El parquet es el suelo de madera más común, aunque no el único, y requiere que la casa esté vacía en el momento de su aplicación por el trabajo que requiere y por el uso de productos nocivos para la salud. Una vez instalado, habrá que lijarlo y barnizarlo cada cinco años o en función de su grado de deterioro.

Fuente: decoracion.facilisimo.com
Foto: Rubber Dragon en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...