Revalorizando tu vivienda

El verano suele ser un buen momento para las reformas domésticas realizadas por uno mismo. Aquí puedes encontrar algunas propuestas de mejor utilización del agua y la luz y otra sobre aislamiento térmico y acústico.

Reformas domésticas a tu alcance

Se va acercando el verano y con él, un poco más de tiempo libre, ya sea por las posibles vacaciones o por la mayor cantidad de horas de luz que hacen que el día se prolongue un poco más. El buen tiempo también ayuda y hace que esta época del año sea de las mejores para acometer pequeñas reformas en el hogar que revaloricen la vivienda o consigan al menos que no pierda valor y que se vaya adaptando al ritmo de los tiempos con sus tecnologías nuevas.

Algunas reformas te ayudarán a mejorar el balance de tus gastos, que nunca viene mal, ahorrando energía. Otras conseguirán que te encuentres más a gusto y satisfecho en tu casa. Se trata de reformas que puedan ser acometidas por uno mismo, por eso podrás consultar siempre un video tutorial que te ayude en el intento.

Grifos eficaces y eficientes

Poco a poco van surgiendo dispositivos que ayudan a optimizar el consumo de energía. Dentro de esos instrumentos, por empezar por lo más sencillo en cuanto a montaje, se encuentra el perlizador o aireador para instalar en los grifos. Se trata de un pequeño aparato que introduce aire a presión en el caudal de agua, reduciendo su volumen hasta en un 50%, sin que lo notemos, debido a que la mezcla de aire y agua hace que el volumen parezca el mismo.

Normalmente los grifos de lavabos suministran entre 14 y 17 litros por minuto con presiones de 3 bar, lo cual es demasiado para la mayoría de las necesidades. Mediante el uso de perlizadores o aireadores se puede limitar el caudal a 4 o 6 litros por minuto, obteniendo un ahorro en el consumo de hasta el 70%.

En el mercado existe una amplia variedad de dispositivos de calidad que se ajustan a cualquier tipo de grifo y necesidad. Con garantía de hasta dos años y con un coste en torno a los diez euros. El montaje es sencillo, te dejo un video para que puedas verlo y hacerlo tú mismo:

Más complicado, pero no menos eficaz es instalar grifos con termostato que ayudan también a reducir el consumo de agua, porque no se desperdicia hasta que se alcanza la temperatura deseada, y el consumo de energía que se emplea para calentarla, ya sea en gas o eléctrica.

Son unos grifos capaces de mezclar automáticamente el agua fría y el agua caliente para conseguir y mantener constante la temperatura deseada, para mayor comodidad. Por otra parte, aumentan la seguridad personal ya que en caso de que se interrumpa el suministro de agua fría, el cartucho corta automáticamente el agua caliente, evitando el riesgo de quemaduras por agua.

El tope de seguridad de los grifos termostáticos es de 38 grados, pudiendo así evitar quemaduras accidentales al ser accionados por ancianos o niños. Permiten obtener con exactitud la temperatura deseada rápidamente y el cuerpo del cartucho es de material sintético totalmente anticalcáreo. La gama de grifos termostáticos existentes es tan variada como su precio: para bañeras, columnas de ducha, grifos de cocina, grifos de lavabo, etc.

Pequeñas reformas: luz y sonido

Los detectores de movimiento y luz forman parte de la domótica doméstica y son equipos preparados para mejorar el confort en el hogar. Los sensores de presencia y luces de control, que además tienen un bajo coste, ayudan a saber que la luz no se ha quedado encendida y a economizar energía.

Los detectores de presencia encienden la luz con total fiabilidad cuando detectan movimiento en la zona que cubren. De esta forma, la luz solo se enciende cuando es necesario. Los puedes encontrar de interior o de exterior, de pared o de techo, con distintos ángulos de detección entre 110º y 360º. Te permiten, además, regular el alcance para que solo se active en el campo que necesitas, esto es muy útil, por ejemplo, para la puerta de entrada de tu casa. Puedes determinar el tiempo que permanecerán encendidos desde que detectan un cuerpo hasta que dejan de funcionar. Y también regular la luminosidad: algunos detectores de presencia son crepusculares: puedes escoger que funcionen de forma prioritaria por la noche o por el día. Su instalación es un poco compleja por lo que requiere cierta atención y, por su puesto, cortar el suministro de luz donde los dispositivos vayan a ser instalados.

El techo es uno de los lugares por donde más se escapa el calor del hogar. Existen láminas de distintos materiales (fibra de vidrio, fibra mineral) que permiten aislar la vivienda no sólo del clima exterior, sino también de los ruidos. La contaminación auditiva es uno de los principales problemas de las grandes ciudades. Ruidos de fuera o dentro de las viviendas. Por ello es necesario pensar en aislar paredes, techos y suelos. La calidad del trabajo depende de factores como el presupuesto, el tiempo disponible y el número de estancias que desees proteger.

Un buen aislamiento está basado en capas superpuestas de materiales especiales sobre los muros existentes. Los paneles acústicos de poliéster, en forma de losetas, pueden ser aplicados directamente en las paredes o techos, algunos llevan preparada una superficie con pegamento de un lado facilitando así su instalación.

Con todas estas ideas ya tienes para estar todo el verano reformando tu casa. Si lo haces, seguro que lo agradecerás ya que tu hogar se volverá más confortable y además se revalorizará en el mercado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...