¿Sale rentable reformar una casa antigua?

Muchas personas se preguntan si merece la pena reformar una casa antigua desde cero. En realidad, esta pregunta tiene más de una respuesta, pues depende de la zona donde vivas y del estado de la casa, entre otras cosas

reformar casa antigua

Una de las dudas que nos surgen al comprar vivienda es si debemos comprar una casa nueva o antigua. La casa antigua suele ser más barata, pero también requiere de una reforma para que tenga las calidades de la nueva.

Por este motivo, muchas personas se preguntan si es más rentable comprar una casa nueva o reformar una antigua. Hoy responderemos esta pregunta, explicando las ventajas y desventajas de cada caso.

Ventajas e inconvenientes de reformar una casa antigua

En primer lugar, debemos saber qué es exactamente una casa antigua, ya que esto puede tener más de un significado. No es lo mismo una casa que tenga buenas condiciones que una casa en ruinas. Las casas en ruinas suelen ser mucho más caras de reformar, además de requerir mucho más tiempo (aunque también son más baratas para comprar).

El truco es pedir siempre un presupuesto para reforma y analizar punto por punto si te merece la pena. Algunas casas tienen tantas averías que te terminan saliendo más caras que una casa nueva, algo que hace que no merezca la pena.

Sin embargo, en otros casos puedes obtener una casa de lujo por menos dinero, revalorizándose por el tiempo. Para saber si esto va a ser así, compara el precio de la zona entre casas sin reformar y casas reformadas. Si la reforma te cuesta más de lo que va a revalorizarse el piso, no te merece la pena.

En cualquier caso, la mayor ventaja de reformar una casa antigua es que lo podemos tener todo a nuestro gusto. Por ejemplo, puedes hacer una reforma en profundidad y cambiar todo lo que quieras. Eso sí, recuerda que es algo que requiere de mucha dedicación.

Por otro lado, una casa nueva tiene una estructura fija y eso nos pone límites. Por contra, ya tenemos el espacio reformado, así que podemos centrar todas nuestras energías en la decoración, olvidándonos de la reforma.

También hay que analizar el caso personal de cada uno. Si es tu vivienda habitual, ten en cuenta que no podrás vivir allí si hay una reforma importante, algo que puede suponer una molestia, además de más gastos en hoteles o alquileres.

La casa nueva en cambio siempre es habitable, desde el primer día. De este modo, puede ser mejor para personas que no quieran vivir en otro sitio mientras se cambia todo.

En conclusión, esta pregunta no tiene una única respuesta. Reformar una casa antigua puede ser muy rentable o una ruina económica dependiendo del caso personal de cada uno. Por ello, lo más inteligente es pedir un presupuesto y hacer números.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...