Si ves estas señales significa que tu baño necesita reformas urgentes

Para muchos el sanitario es su escondite para el relax. Un espacio para mimarse y pasar un tiempo a solas. Sin embargo, cuando el lugar luce sucio, deteriorado y pasado de moda, puede convertirse en una pesadilla. Acá te ayudamos a determinar si ya es hora de un cambio total.

Reformar el baño

Renovar el baño no es una tarea fácil. Se requiere de dinero y personal experto para realizar la obra. Sin embargo, existen señales que indican que tu baño requiere una reforma urgente. Ya no hay escapatoria. Toca sacar cuentas para que la clausura no sea el siguiente paso.

La ventaja es que existen alternativas económicas, diseños hermosos e ideas prácticas que puedes tomar en consideración para que las reparaciones no sean traumáticas. Lo principal es analizar a conciencia si ya llegó la hora de hacer cambios profundos. Acá algunas pistas infalibles que te ayudarán a tomar la decisión.

¿Cómo saber si mi baño necesita reformas?

Si estás mirando una película de los años 50 y resulta que las baldosas del cuarto de baño se asemejan a las tuyas, debes tomar medidas urgentes. Igualmente, tener una cortina plástica en la ducha y un espejo partido, son fuertes indicativos de que la estancia necesita una trasformación. Si además las juntas de los azulejos dejaron de verse limpios (por más productos que uses), también debes poner manos a la obra.

Tener filtraciones y humedad en techo, paredes y suelo deteriora los elementos que integran la habitación. De por sí, los daños estructurales y de plomería ya deberían bastar para hacer un cambio de emergencia. Seguramente un albañil o constructor deberá romper las áreas afectadas para hallar la avería y arreglarla.

Se trata entonces de un caso serio, pues afecta el funcionamiento del cuarto de baño. Y si vives en un apartamento, seguramente estarás afectando al vecino de abajo, por ejemplo. Antes de que llegue un reclamo del casero, lo ideal es tomar acciones contundentes. Aprovecha para buscar materiales que te gusten para la remodelación.

Hay fallas puntuales que tal vez con un poco de pintura puedan ganarle la batalla a la desidia. Lo principal siempre será sanear todo el lugar antes de tomar la brocha. Fíjate en las piezas sanitarias. Si están muy manchadas o partidas, deberías sustituirlas, al igual que la mampara o las griferías llenas de cal.

Otros síntomas que indican la falta de una reforma en tu baño

Una decisión que tienes que plantearte es si necesitas una bañera. Si la que tienes es tan resbalosa que representa un peligro físico para quien la usa, quitarla será inevitable. De pronto quieras una nueva, pero si el espacio es pequeño y la empleas muy poco, sincérate y opta por una ducha. Su mantenimiento es más sencillo y hay unas muy estimulantes, con chorros que simulan una cascada, que te van a fascinar.

Tener un baño desordenado y con la encimera atestada de productos también es un indicativo de que hace falta más sitios para almacenar. Quizás tienes un viejo lavabo de pedestal inmenso que no deja lugar para guardar cosas. Los baños modernos aprovechan el espacio bajo el lavamanos con armarios o estantes. Igualmente, el área sobre el excusado y las esquinas del cuarto. Allí puedes colocar las toallas, así como los productos de limpieza y aseo personal. También son bienvenidas las cajas, cestas y contenedores decorativos.

Tampoco hay que olvidarse de la iluminación. Si la habitación luce oscura y lúgubre no solo podrías llevarte un susto, sino que podrías cortarte cuando te afeitas. Invierte en cambiar las lámparas y bombillas. Las ahorradoras y las direccionales son estupendas. No te quedes con las ganas, sigue estos consejos útiles para reformar el baño, y notarás la diferencia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...