Tres reparaciones básicas en el baño que debes conocer

Con estos rápidos consejos para hacer reparaciones en el baño de tu casa podrás solucionar tú mismo los pequeños problemas que se presenten en tu lavabo o inodoro y ahorrar dinero ya que no tendrás que contratar a un fontanero.

Tips que debes saber para hacer reparaciones sencillas en tu baño

Con el paso del tiempo, las distintas piezas de la casa empiezan a sufrir desperfectos y averías y entre las cosas que más sufren y se deterioran por el uso se encuentran las tuberías. Además, es en el baño donde se concentra la mayor parte de las salidas de agua. No sólo hay el lavabo y la ducha, también están el inodoro y, en muchas viviendas, la bañera.

Casi siempre, los materiales del sanitario están diseñados y fabricados para resistir los importantes estragos que causan el agua y la humedad. Sin embargo, hay una serie de problemas recurrentes, y en ocasiones fáciles de solventar, que pueden llegar a convertirse en un gran dolor de cabeza si no se les pone una solución efectiva a tiempo.

3 averías que puedes solucionar tú mismo

La idea de este artículo no es que te conviertas en un experto en fontanería pero sí tratar de que ahorres un gasto excesivo contratando a un especialista por algunos problemas sencillos de solventar con un mínimo de conocimientos. Así que si quieres aliviarte de una carga económica adicional por reparaciones en el hogar será mejor seguir algunos consejos que te ayudarán a solucionar un atasco en el inodoro, bloqueos en tuberías del baño y un desagüe tupido. Aquí te explicamos cómo debes hacerlo.

Desagüe del lavabo obstruido

Al usar el agua del lavabo, esta debería fluir con rapidez por el desagüe porque si el proceso es lento y se estanca el líquido puede haber algún problema: un objeto que obstaculiza el tránsito del agua o quizá algunos desperdicios se han quedado atrancando la vía.

En este caso, si observas que no se evacua el agua hay que dirigirse al sifón, aflojar y desenroscar los tapones de registro con una llave, pero no sin antes colocar un recipiente donde caiga el agua que queda en él. Luego deberás sacar las materias que hayan obstaculizado el paso del agua con algún alambre o gancho. Después de haber liberado el sifón se debe proceder a cerrar nuevamente el tapón.

El grifo gotea

Si tu grifo es un poco viejo, lleva tiempo goteando y lo encuentras muy deteriorado, entonces intenta cambiarle las gomas, sino haz lo posible por sustituirlo. Tú mismo puedes hacerlo con unas simples nociones de fontanería.

Las gotas que se desprenden de él, aunque esté cerrado, es porque las juntas están vencidas y no sellan completamente la salida del agua, por ello será necesario cambiar tanto las juntas de estanqueidad como las juntas tóricas que se estropean con el paso de los años.

Para llevar a cabo este proceso, en principio se deben cerrar las llaves de paso de agua que están debajo del lavabo. Después se quita el embellecedor y la llave, en algunos casos tirando hacia fuera o desatornillando y posteriormente se desenrosca la válvula con una llave inglesa. Luego se retira de la válvula la junta de estanqueidad deteriorada y se mide el diámetro de la goma para sustituirla por otra de la misma dimensión. El último paso será cambiar las juntas tóricas, pero es pertinente aclarar que para sustituir la segunda junta es necesario desenroscar la válvula y una vez hechos los cambios se armará nuevamente el grifo.

Problemas en el inodoro

Si escuchas colarse agua permanentemente en el inodoro y el tanque parece que no termina de llenarse entonces puede que requieras una reparación de la válvula de descarga. La solución es colocar el kit con una nueva válvula, lo que no te quitará más que unos pocos minutos, luego de entender el proceso.

Lo primero es cerrar el paso del agua al tanque o depósito y luego se debe quitar la vieja válvula de descarga. Elimina con una esponja el agua que quede en el depósito, limpia el asiento de la vieja válvula y elimina los restos de sedimentos. Si tu kit trae un aro sellador, pégalo en el asiento y sustituye la válvula. Una vez instalada, coloca el cordón a través del anillo guía y ajústalo a la varilla de la palanca para que al accionarla esta permita que la válvula libere el agua. Para entender mejor como hay que hacer la instalación de la válvula de descarga, visualiza este video, que explica el proceso paso a paso.

El problema también puede estar en el mecanismo de descarga de la cisterna, en este caso habrá que sustituirlo. Para ello, será obligatorio retirar el pulsador y repetir los pasos anteriores hasta que que se vacíe el depósito de agua. Luego será necesario desconectar también la manguera o tubería que suministra agua a la cisterna. Así se podrá acceder al interior y sacar el mecanismo antiguo e instalar el nuevo.

Además, es posible regular la boya para que el tanque no se llene completamente o para que no se descargue todo el líquido contenido en el depósito y así ahorrar agua. Una vez instalado, se coloca otra vez la manguera, el pulsador y se prueba que funcione bien el nuevo mecanismo.

Aprendiendo a realizar estas tres reparaciones básicas en tu cuarto de baño ya que podrás ahorra dinero porque no tendrás que llamar a un fontanero, pero también te evitarás algún que otro dolor de cabeza.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...