Breath Box, una construcción que respira la brisa del mar

345 placas de acero en una estructura triangular frente al mar en La Grande Motte, Francia, reflejan todo lo que pasa en el mar al ritmo de la brisa marina

Breath Box es una gran estructura que decora un mirador frente al mar en La Grande Motte en Francia. Este elemento original creado por el estudio de Montpellier NAS Arquitecture está compuesto por 345 placas especulares de acero que cuelgan de forma ligera y son movidos por la brisa marina para crear diferentes imágenes e interactuar con los observadores activamente.

Se trata de un pabellón abierto ideado para su disposición junto al mal que fue creado específicamente para el Festival des Arquitecture Vives 2014 el cual tiene lugar en Francia cada verano. Johan Laure, Guillaume Giraud y Hadrien Balalud de Saint Jean, diseñadores del proyecto, querían un vínculo cercano al mar y un reflejo fiel de la ubicación en la estructura creada. La continua interacción de los espejos con la brisa del mar permite que este vínculo se mantenga constante. El lugar clave en que se sitúa la obra, La Grande Motte, se caracteriza por el viento que lo inunda. Los creadores decidieron convertir el defecto en virtud aprovechando para el beneficio de su obra ese factor fundamental y, con gran maestría y buen resultado, transformar el viento en un elemento definitorio de Breath Box.

Breath Box es una cabaña de planta triangular con una gran fachada que mira al mar en la cual se disponen las placas de acero pulido. Cada placa de forma cuadrada se fija mediante una bisagra a la estructura de la cabaña de forma que, tanto el viento como los visitantes curiosos, pueden levantar cada uno de los espejos para dejar entrar la brisa y permitir la visión del mar a través del hueco resultante. Del mismo modo, también es posible mirar desde el lado contrario, desde el exterior de la gran fachada de espejos, para obtener una visión parcial de la ciudad a través de cualquiera de los huecos.

Este sistema, según afirmaciones de los propios diseñadores, permiten reflejar el horizonte estableciendo en él una distorsión y, al mismo tiempo, crean un cuadro abstracto que toma la ciudad como referente. Es fundamental en la identidad de la obra el concepto de dinamismo que tiene lugar de forma natural a lo largo del día. Las diferentes condiciones climáticas, los cambios de luz, así como el aspecto del mar reflejado en los espejos, configuran Breath Box de muy diversas formas en un corto período de tiempo.

Vía: NAS Arquitecture

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...