El estilo limpio y abstracto de la Casa Farnsworth

La casa Farnsworth es un referente para la arquitectura actual y se destaca como uno de los principales ejemplos del Estilo Internacional.

miesLudwig Mies van der Rohe es un verdadero hito en la arquitectura y el arte. Su pensamiento, sus creaciones y sus propuestas innovadoras son aún hoy un referente para edificaciones de todo el mundo y una base sílida sobre la cual se puede asentar con comodidad el diseño actual.

Nacido en la ciudad alemana de Aquisgrán en el año 1886, Mies era hijo de un cantero en cuyo taller inició su formación antes de marcharse a Berlín con 19 años. A principios del siglo XX, la ciudad se encontraba en una situación de apogeo artístico de la cual se imbuyó el joven Mies y a la cual aportó su creatividad y talento.

Decidido a unir el diseño con el proceso de ejecución de un edificio para conseguir una arquitectura de calidad, Mies Van der Rohe se unió a la tendencia vanguardista imperante.

Las características fundamentales que se pueden encontrar en la arquitectura de este gran maestro se fundamentan en la objetividad constructiva, la utilización de materiales modernos e innovadores y la pureza de formas principalmente. Las líneas constructivas se organizan en planos muy bien diferenciados en los cuales se distinguen con claridad los elementos portantes y portados. Otro factor clave que explica la arquitectura de Mies Van der Rohe es el rechazo total a la recuperación de elementos propios de épocas pasadas. Estos elementos distinguen cada estilo y determina las construcciones de los diversos momentos de la historia, por tanto, el estilo propio de la época vivida no debe beber de estilos pasados que confundan la pureza arquitectónica.

Siguiendo la tendencia hacia la abstracción marcada por las vanguardias en el campo de la pintura y la escultura. La arquitectura de Mies Van der Roe se libera de elementos superfluos hasta llegar a la construcción de mayor pureza estructural, la mítica casa Farnsworth.

Si la abstracción de la pintura llegó hasta el punto cero con la obra Cuadrado Blanco sobre Fondo Blanco de Mondrian, Mies consigue su equivalente arquitectónico en esta casa de superficie acristalada y líneas ortogonales.

La casa Farnsworth se construyó entre los años 1945 y 1950 a las orillas del río Fox en Ilinois, integrada en un idílico entorno de abundante vegetación. El concepto de planta libre alcanza en esta casa su máxima expresión liberando por completo la estructura de los elementos portantes tales como muros y pilares. La liberación total permite una máxima independencia de organización interna de la casa ya que no cuenta con limitaciones espaciales ni condicionantes estructurales.

Se trata de una estructura metálica pintada totalmente de blanco que parece flotar sobre la superficie verde de la parcela. El cerramiento se realiza mediante vidrio cumpliendo así con la premisa de utilizar materiales modernos y potenciando la mencionada liberación de la planta. La fachada totalmente acristalada supone un planteamiento radical que atenta directamente contra la intimidad y el recogimiento, se obvia la privacidad en favor de la penetración visual de la naturaleza en la misma arquitectura.

Algunos problemas de diseño que se hicieron evidentes tras finalizar la construcción, distanciaron al arquitecto de su cliente la doctora Edith Farnsworth quien, tras evidenciar que la abstracción y la sencillez de la construcción resultaba difícilmente habitable, interpuso una demanda judicial contra Mies a causa del valor del edificio, notablemente mayor que el presupuestado inicialmente.

Los problemas de climatización debidos a la naturaleza acristalada de la casa, las numerosas inundaciones de la misma, así como la dificultad real para vivir con comodidad en la abstracta estructura, no han sido un impedimento para convertir la casa Farnsworth en un verdadero hito arquitectónico, uno de los más destacados ejemplos del Estilo Internacional y un ejemplo a seguir para la arquitectura actual.

Foto: Tim Brown Architecture

Via: Zimmerman, Claire. Mies Van der Rohe. Hohenzollernring. Taschen, 2009.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...