Freedom Room, la celda diseñada por presos

Varios internos en prisión desarrollan un diseño para conseguir el mejor confort en espacios reducidos, en colaboración con los talleres de diseño Cibic Workshop

freedom
La Freedom Room es, sin duda alguna, un proyecto de microvivienda muy diferente. Se trata de un prototipo diseñado para la búsqueda del máximo confort en el reducido espacio de una celda. Esta habitación ha nacido desde los talleres de diseño Cibic Workshop en los cuales se pretende ofrecer una reinserción real de presos a través de la educación y la potenciación de la creatividad personal.

En un intento de ofrecer a los presos una vida integrada en la sociedad, estos talleres ofrecen la posibilidad de aprender a potenciar sus capacidades y proyectarlas a través de trabajos productivos. Este es el caso de la Freedom Room en la cual un grupo de internos han aplicado sus conocimientos, sus ideas y sus necesidades personales, así como sus propios deseos y aspiraciones para conseguir la mayor habitabilidad en el reducido espacio que les sirve de prisión cada día.

La intención era crear ese espacio funcional, cómodo y agradable que pudiese servir como espacio digno para ellos y, al mismo tiempo como vivienda social de carácter temporal, como residencia o como albergue.

El resultado del proyecto cuenta con unas dimensiones de 4 metros de largo por 2’7 de ancho, las mismas medidas en las que viven a diario estos presos. La gran diferencia con sus celdas es la dignidad que se observa en este caso y la dirección del mismo hacia el bienestar en el interior.

Sorprende la gran simplicidad de las formas y destaca especialmente la gran importancia que cobra cada espacio potencialmente útil para el almacenamiento. De igual forma, cada superficie cumple con una función y no se deja nada al azar debido a los limitados metros se deben multiplicar para integrar todo lo necesario.

El trabajo realizado por estos presos en un fructífero equipo de trabajo, tiene unos resultados excelentes en los cuales se observan sus propias experiencias. Cuestiones como la disposición del baño o las posibilidades de multiplicar las funciones de la cama se plantearon durante el proceso de diseño y se solucionaron de forma conjunta para lograr el mejor resultado final.

La esperanza de poder utilizar este diseño en las celdas reales de estos presos es aún una incógnita, sin embargo, sí se puede asegurar que los participantes en este tipo de proyectos ya ven mejoradas sus vidas con la potenciación de sus capacidades y la orientación de las mismas hacia un fin productivo.

Vía e imagen: Freedom Room

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...