La Casa Invisible de DMAA

Delugan Meissl Associated Architects crea una casa que se integra en cualquier espacio y a un precio asequible

casa invisible
Delugan Meissl Associated Architects es una empresa de arquitectura que ha tenido el reconocimiento internacional desde sus inicios con numerosos premios en distintos proyectos a lo largo de los años.

La Casa Invisible es uno de esos proyectos en los que se afianza la idea de que menos es más. Se trata de una vivienda construida con una estructura prefabricada de madera que permite una amplia flexibilidad de localización. Se diseña como una arquitectura versátil que puede ser instalada en cualquier lugar como otras construcciones modulares pero enfatizando en la alta calidad tanto estética como espacial.

Con unas dimensiones de 14’5 metros de largo y un ancho de 3’5 metros, el aprovechamiento del espacio es máximo y ofrece una gran facilidad para el transporte en camión de forma sencilla. La innovación se une al diseño de calidad y a la movilidad más sencilla a un precio relativamente accesible para convertir esta Casa Invisible en una excelente alternativa de vivienda.

En el interior, el diseño está marcado por el espacio abierto que posibilita la sensación máxima de amplitud. Se divide únicamente en tres unidades que seccionan el espacio en función de las necesidades de uso. Los acabados, que pueden escogerse por parte del cliente de entre las opciones que se ofertan en el catálogo, se enfocan siempre al uso de la madera y la construcción a partir de módulos fabricados de antemano.

Uno de las características más importantes de este proyecto de vivienda es su intención de mínimo impacto ambiental. Este factor se consigue gracias, por supuesto, a la movilidad sencilla de la construcción, pero también debido a la posibilidad de desmontar por completo cada una de las unidades que conforman la estructura. Del mismo modo, es posible unir distintas cajas para conseguir espacios interiores más amplios o compartimentos separados si es del gusto del cliente. Gracias a ello la flexibilidad es aún mayor al hacer posible la personalización de la planta.

El aspecto exterior de la vivienda es otro factor que favorece el mínimo impacto ambiental. Con un acabado especular en todas sus fachadas, la Casa Invisible consigue ese aspecto que le da nombre, refleja su entorno permitiendo que este vista sus paredes exteriores y formando así parte de ella. De esta forma la visibilidad de la casa es mínima y el impacto visual en su entorno se reduce drásticamente.

Via e imágenes: DMAA

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...