Una casita de juegos para los más peques

Si quieres regalarles un lugar especial donde a jugar a los más peques, ¡una casita de madera dentro del dormitorio puede ser una buena opción!

¿Alguna vez habéis pensado tener vuestra propia casa en un árbol? Creo que es uno de los grandes sueños de cualquier niño, pero se necesita de un buen jardín exterior y mucho espacio para hacerlo realidad. En cambio, existen otras alternativas que pueden hacer igual de felices a los más peques del hogar y que podemos llevar a cabo en su dormitorio o en alguna estancia amplia que tengamos mal aprovechada. Hoy os traigo un ejemplo excelente de un matrimonio que decidió regalarles a sus hijas una auténtica mansión en miniatura dentro del hogar. ¿Que cómo lo hicieron? Mirad, mirad…

En el vídeo se recoge la grabación de todo el montaje, de principio a fin. Esta pareja lo que hizo fue construir una casita de madera en una esquina de una habitación. La casita cuenta con doble altura, permitiendo acceder a su interior en la planta baja y acceder mediante una escalerita a la parte superior, completamente vallada y segura, para jugar al aire libre y con vistas, podríamos decir, un poquito más privilegiadas. De esta forma, la casa presenta dos zonas de juego, una más íntima y privada, y otra abierta al exterior. Los niños pueden disfrutar al máximo de esta experiencia porque se les ofrece un espacio completamente para ellos, a modo de una zona de juegos o un pequeño parque.

La decoración no pasa desapercibida, en el ejemplo podéis observar cómo han jugado con los colores para dotar de un aspecto juvenil, alegre y vistoso al conjunto. La casita cuenta con su propia puerta, sus ventanitas y su terraza superior. ¡A quién no le gustaría ser niño para jugar ahí dentro! Para el desarrollo de este proyecto, se contó con un par de profesionales que se encargaron de toda la obra, lo que es indispensable si queremos asegurarnos de que construimos una plataforma estable y segura para nuestros peques.

Éste puede ser el regalo perfecto para un cumpleaños o el tipo de decoración infalible con el que podemos amueblar el dormitorio de los peques. Es solo una idea más que puede serviros de inspiración y estoy seguro de que les arrancará sonrisas e ilusiones a todos vuestros peques si lo hacéis realidad. ¡Leer cuentos en esa terracita debe de ser una experiencia increíble! Después, solo os quedará decorar las paredes con algún tipo de papel pintado que les traslade a un bosque encantado o un lugar paradisíaco, ¡y a jugar!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...