Una televisión en el cabecero de tu cama, ¡flipas!

Por fin llega este diseño tan esperado por todos: unos simples brazos extensibles que se colocan en la cabecera de tu cama para poder ver la televisión mientras estás tumbado sin tener que doblar la cabeza, y con una discreción sorprendente.

television cabecero

Se llama Flip Out posiblemente porque es para “Flipar”. Las comodidades nos llegan hasta para esto: una televisión en la propia cabecera de nuestra cama. Después de tanto tiempo, eso de estar con la cabeza doblada, buscando el mejor hueco en la cama para conseguir estar cómodo y al mismo tiempo alcanzar a ver bien la televisión se ha acabado. Ahora ya no eres tú quien se acomoda para ver la tele, es la propia tele la que se acomoda para que la veas estupendamente.

Esto que ha tardado tanto en inventarse y que puede parecer la idea más compleja del mundo, simplemente se soluciona con unos brazos extensibles que se enganchan en la pared (el cabecero de la cama) y sostienen en alto el televisor -de pantalla plana lógicamente- pudiéndolo situar a la altura y la distancia ideal para poder ver nuestros canales favoritos desde la cama, estando completamente tumbados y sin torceduras de cuello.

Un soporte más que especial que podemos encontrar en Xataka Home. Pero aquí no acaba lo bueno. Ya sabéis que los diseñadores van buscando cada vez más eso de ocultar la televisión y hacerla desaparecer mágicamente de la vista. Hace poco veíamos un espejo decorativo en la pared que en realidad era una tele, aunque solamente se dejaba adivinar si la ponías en funcionamiento y sus imágenes se mostraban a través del cristal. Ahora, Flip Out nos ofrece una solución parecida e igual de sorprendente, y es que la televisión queda oculta tras un bonito cuadro.

Lógicamente, tener una tele en el cabecero de la cama está muy bien mientras la usas, pero cuando se mantenga apagada… no creo que a nadie le parezca muy estético dormir bajo una pantalla plana enmarcada en la pared. Por eso, y dado que la pantalla apunta hacia atrás para poder verla mientras estamos tumbados, en justo en el reverso es posible colocar un bonito cuadro que oculta la trasera de la tele. De esta forma, cuando los brazos extensibles están plegados en la pared, lo único que aparece a la vista es un cuadro como cualquier otro. Un cuadro del que podrás escoger entre diferentes marcos y personalizarlo con tu foto o tus propias imágenes si lo deseas.

Ya estaréis pensando en lo flipados que se quedarán todos cuando de pronto te acerques hacia el cuadro y cual trampilla secreta, lo extraigas hacia fuera revelando el mecanismo de los brazos extensibles. Y mientras todos muestran su asombro e incertidumbre por saber la función de todo eso… tú ya estarás pillando hueco en la cama y cogiendo el mando de la tele para elegir tu canal preferido. Unos buenos altavoces a ambos lados de la cama y cada noche en tu habitación será como una cita en el cine. Una auténtica pasada que cuesta más de 600 euros. Después de ver todas sus ventajas, el precio ya no me asusta tanto.

Fuente / Hvtvmounts.com
Foto / Hvtvmounts

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...