Los mejores trucos para organizar tu vestidor

Un vestidor ordenado te puede permitir guardar más ropa, encontrarla más rápidamente y aprovechar mejor el espacio. Para ello, debes sacarlo todo, tirar lo que no uses y ordenar correctamente, por tipo y por utilidad de prenda, entre otras cosas

organizar tu vestidor

El vestidor es importantísimo para mucha gente. Permite guardar toda la ropa y accesorios en un solo lugar, de forma cómoda y fácil de encontrar. Eso sí, muchas veces el remedio puede ser peor que la enfermedad debido a la falta de orden.

Un vestidor desordenado es un auténtico caos, donde no se encuentra absolutamente nada. Además, el espacio no está bien aprovechado, haciendo que no quepa todo. Eso sí, es realmente fácil organizarlo correctamente gracias a estos trucos.

Consejos para ordenar el vestidor fácilmente

Lo primero es sacar toda la ropa que tengas de ahí. Cuando se hace algo, se tiene que hacer bien, pues si no lo sacamos todo, van a quedar partes sin ordenar. Saca toda la ropa para poder ordenarlo de nuevo de la forma correcta. Después de que lo hayas hecho, separa la ropa por tipo de prenda.

Además, puedes aprovecharlo para hacer limpieza de la ropa que no usas. Si detectas zapatos rotos, camisetas desgastadas o ropa que ya no te vale, es la hora de deshacerse de ella y hacer espacio para ropa nueva.

Uno de los mayores secretos para ordenar un vestidor es usar accesorios adicionales. Además de las clásicas perchas, las cajas te ayudarán a guardar zapatos y prendas que no te pones habitualmente. Las que te pones quedarán a la vista y las otras quedarán para cuando las necesites.  Otra buena idea es utilizar colgadores, que te permiten optimizar mucho más el espacio.

En cuanto al sistema de organización, te aconsejo ordenar la ropa por tipo de prenda. Por ejemplo, puedes colocar en un sitio la ropa interior, en otro las camisetas de deporte y en otro las de vestir. Así tendrás identificada la ropa que vayas a usar según cada ocasión, evitando tener que rebuscar en el armario.

Así mismo, aprovecha correctamente el espacio que te ofrezca el vestidor. Generalmente, los espacios grandes sirven para colocar perchas y colocar ahí trajes, camisas o abrigos que no se puedan doblar fácilmente. En los estantes más pequeños, puedes colocar ropa que se pueda doblar y en la parte inferior, los zapatos.

Finalmente, asegúrate de repetir este proceso al menos cada 6 meses. Esto te permitirá tenerlo siempre ordenado, deshacerte de la ropa que no uses y cambiar la ropa de verano por la de invierno y viceversa. Cuando cambie la estación, puedes guardar en cajas la ropa que no te vayas a poner y tener un mayor espacio disponible.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...